Conavicoop: Viviendas que mejoran la calidad de vida

20 septiembre, 2017 1329 0 0

 Conavicoop es una de las dos cooperativas habitacionales que se mantienen funcionando en Chile. Más allá de construir viviendas sociales de buena calidad y bien ubicadas, su objetivo apunta a entregar soluciones acordes a las necesidades y posibilidades de miles de familias en todo el país, para lo cual entrega una asesoría integral.

Por Jorge Velasco Cruz_Foto Vivi Peláez


Ubicada en la calle Londres 81, la Casa Central de la cooperativa Conavicoop habla de una institución con un destacado sentido social y cultural, que busca impulsar la vivienda y mejorar la calidad de vida de las personas. Este inmueble era antiguamente la residencia del destacado artista visual Nemesio Antúnez -con sus chimeneas, vitrales y mobiliario antiguo- que hoy imprime a esta organización un sello sólido y tradicional, como sus principios: sin fines de lucro, compromiso y trabajo para familias de esfuerzo, responsabilidad y solidaridad con los recursos, soluciones habitacionales definitivas y de calidad, vocación de servicio y financiamiento cooperativo a través de cuotas sociales.

Fundada en 1975, Conavicoop es una de las dos cooperativas habitacionales abiertas que se mantienen funcionando en el país. “El concepto de cooperativa se refiere a varias personas que tienen un interés común y se reúnen bajo este esquema de organización, con el fin de obtener su vivienda. Aquellos que deseen adquirirla a través de la cooperativa se hacen socios por medio del pago de una cuota de incorporación que se acredita como ahorro, antes de que incluso se inicie la construcción. Una vez que obtienen la propiedad dejan de ser socios”, explica Mauricio de la Barra, gerente general.

En estos 42 años, Conavicoop ha levantado más de 42.000 viviendas sociales y se mantiene vigente con 2.817 unidades en construcción o próximas a entregar, que cuentan con subsidio del DS 116, y otras 1.510 financiadas con el DS 19 en las regiones Metropolitana, de Valparaíso, O’Higgins, el Maule, Biobío y La Araucanía.

ACOMPAÑAR AL SOCIO

Conavicoop gestiona y construye viviendas sociales solventadas por el DS 116 y DS 19 de integración social y territorial, y el DS 01 destinado a familias de sectores medios. En el caso de estos inmuebles (el 80% de los socios de Conavicoop son de estratos medios y el resto corresponde a personas vulnerables), el financiamiento de la propiedad se compone de tres partes: ahorro (entre 5 a 10 UF, aproximadamente), un subsidio del Estado y un crédito hipotecario.

El foco del trabajo de la cooperativa está principalmente en las personas. Es por eso que, por ejemplo, no se realizan reservas para adquirir la vivienda o se imponen penalidades en caso de que el interesado desista de hacerlo una vez que ya se inició el proceso. “Nosotros no estamos vendiendo una casa como objetivo final. Las familias y las personas que se incorporan a la cooperativa buscan encontrar una solución habitacional. Por eso, les otorgamos un servicio para que puedan obtenerla”, comenta de la Barra.

Esta asistencia se traduce en diversos ejes de acción. En primer lugar, se realiza una evaluación financiera para establecer si la persona califica para obtener un crédito hipotecario y en qué condiciones (la cooperativa tiene convenios con siete instituciones financieras para estos fines, con las que logra algunas ventajas dado el volumen de obras que maneja).

Posteriormente, se realiza una labor de relacionamiento con los nuevos socios, que se traduce en la ejecución de diversas actividades: un taller en el que se les explica qué significa incorporarse a Conavicoop y a su forma de trabajo; jornadas de educación financiera para promover que lleguen en buena situación económica al momento de la adjudicación; conocimiento del proyecto al que postulan; redes comunitarias (servicios a los que va a tener acceso); crédito hipotecario (qué significa la obligación que contrae); derechos y deberes; comunidad organizada (hincapié en la seguridad); postventa y cuidado de la vivienda; visita a la obra durante el desarrollo de la construcción. El plazo desde que un socio ingresa a la cooperativa hasta que realiza la escritura de compra-venta de su vivienda es de 20 a 24 meses.

TENDENCIAS

En lo referido a la gestión inmobiliaria, Conavicoop opera de una manera muy similar al resto del mercado: compra terrenos y financia las obras. A través de su Constructora Londres y de otros proveedores ejecuta los proyectos. A su vez, el departamento técnico -conformado por arquitectos e ingenieros- diseña las iniciativas y lleva a cabo, en forma directa o por supervisión, los estudios y aprobaciones de las mismas. Al terminar la construcción y contar con la recepción municipal, hay un periodo de cuatro meses de postventa en conjunto con la empresa constructora. Finalizado ese plazo, Conavicoop se hace responsable de dicha labor.

Por lo general, los proyectos en los que participa la cooperativa contempla casas de dos y hasta tres pisos en albañilería reforzada, y en los últimos años se ha incorporado el hormigón armado, que permite disminuir los requerimientos de mano de obra. Además, en La Florida comenzó por primera vez la construcción de departamentos. “Tratamos de buscar localizaciones dentro de las capitales regionales en lo posible, con buena conectividad y equipamiento”, dice Mauricio de la Barra.

Los primeros proyectos desarrollados por Conavicoop fueron ejecutados en 1976: Villa Betania en Peñaflor, el conjunto habitacional La Tercera de la Hora en La Florida, y García Hurtado de Mendoza también ubicado en La Florida. Actualmente, está llevando a cabo 25 conjuntos habitacionales, entre los cuales destacan Escritor Miguel Arteche A y B, en Padre Hurtado, que está en proceso de entrega; Manuel Magallanes Moure III A y III B, con 326 unidades en San Bernardo, y Jorge Teillier I y II en Temuco, con 450 viviendas.

Por otra parte, participa en el directorio de Vivienda de la Alianza Cooperativa Internacional, que agrupa a estas organizaciones  a nivel internacional. “La experiencia en otros países muestra que la tendencia apunta al arriendo más que a la compra-venta de un lugar para vivir, con subsidios del Estado para estos fines”, comenta el gerente general de la cooperativa. Es por eso que en la institución están evaluando dedicar parte de sus esfuerzos al negocio del alquiler de propiedades, considerando que en Chile hay fondos estatales para este fin, destinados a aquellas personas que no pueden adquirir una vivienda. Esto les permitiría abarcar un segmento compuesto por familias de estratos medios que pueden acceder a un crédito hipotecario, pero que no califican para que se les subsidie una casa o departamento.

En estos 42 años, Conavicoop ha levantado más de 42.000 viviendas sociales y se mantiene vigente con 2.817 unidades en construcción o próximas a entregar que cuentan con subsidio del DS 116, y otras 1.510 financiadas con el DS 19.

Edición N°169, Julio 2017

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Conavicoop, vivienda Categories: Empresas con Historia
Related Posts