Ampliación Aeródromo Balmaceda: La Patagonia toma vuelo

7 agosto, 2018 97 0 0

El principal terminal aéreo de la Región de Aysén se está renovando con un conjunto de obras, algunas de las cuales están culminadas y otras se encuentran en ejecución. Una nueva torre de control, una segunda pista que amplía el área de movimiento para los aviones, nuevas dependencias para la DGAC e instalaciones para la contención de emergencias, así como la ampliación del terminal, permitirán entregar un mejor servicio, mayor seguridad y confort para los pasajeros.

Texto: Cristóbal Jara   /  Imágenes: MOP


La conectividad aérea resulta clave para una zona extrema, fragmentada y con un clima complejo como es la Región de Aysén. Por ello no es extraño que sea la región del país con la red más extensa de infraestructura de este tipo, compuesta por 27 pequeños aeródromos y del Aeródromo Balmaceda, los cuales entregan servicios de vuelos nacionales e internacionales.

Según datos de la Junta de Aeronáutica Civil, el año pasado en el Aeródromo Balmaceda se realizaron 4.498 operaciones aéreas (aterrizajes y despegues), doce de ellas internacionales, mientras que –en comparación- en 2014 dichas operaciones fueron 3.756. “Durante los últimos diez años el Aeródromo de Balmaceda ha tenido un crecimiento promedio de pasajeros del 10% anual. En 2017 el aeródromo recibió 548.918 pasajeros totales, representando un crecimiento de 5,9% respecto de 2016”, señala Gabriel Marco, director (s) nacional de la Dirección de Aeropuertos.

De continuar este sostenido incremento, dado por el auge del turismo y del negocio salmonero, se estima que el principal aeródromo de la Región de Aysén podría llegar a recibir a cerca de un millón de personas cada año. Este terminal aéreo no está concesionado, es administrado por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y se ubica en la localidad de Balmaceda, a 55 kilómetros al sur de Coyhaique.

“Era necesario entregar a la Región de Aysén un aeródromo con mejor estándar de servicio, mayor seguridad y confort para los pasajeros, junto con generar un ordenamiento de las operaciones de aviación comercial respecto de las de aviación general y/o corporativa”, afirma Néstor Mera, seremi de Obras Públicas de la Región de Aysén, respecto del creciente flujo de pasajeros y vuelos que motivó la ampliación y nuevas obras del Aeródromo Balmaceda.

Por estos motivos, el Gobierno, a través de la Dirección de Aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas, ha destinado importantes recursos para dotar al principal terminal aéreo de Aysén de nuevas instalaciones y espacios que respondan al creciente número de pasajeros y vuelos comerciales que llegan hasta esta zona de la Patagonia.

Obras culminadas

Bajo un plan maestro que incluye diversas inversiones para mejorar la infraestructura, seguridad y capacidad de este terminal, se encuentran culminadas y con recepción provisoria las obras del Proyecto Ampliación Área de Movimiento Aeródromo Balmaceda, a cargo de Besalco S.A. y con la Dirección Regional de Aeropuertos del MOP como mandante. Estas alcanzaron una inversión de $ 30.644.152.650, que fueron financiados con fondos sectoriales de la Dirección de Aeropuertos.

Las obras entregadas incluyen la construcción de una calle de rodaje, apta para ocuparse como segunda pista de aterrizaje, de 2,2 kilómetros de longitud y ancho de 30 metros de hormigón más 15 metros de berma en asfalto. En la empresa Besalco destacan que esta nueva pista satisface una condición anhelada por la Dirección de Aeropuertos, otorgando mayor autonomía y seguridad al principal terminal aéreo de la Región de Aysén. “Las obras del proyecto Ampliación Área de Movimiento Aeródromo Balmaceda aportan mejor y nueva infraestructura en cuanto a seguridad, operatividad y logística; lo que va en directo beneficio de los pasajeros y usuarios”, agregan desde el Departamento Comunicacional de la DGAC.

Además de facilitar el rodaje de las aeronaves fuera de la pista previo a los despegues y posterior a los aterrizajes, sus beneficios son alargar la vida útil de la vía central al minimizar su tiempo de uso; entregar la posibilidad de cerrar la pista principal para realizar reparaciones mayores y emplear la calle de rodaje para despegue y aterrizaje, ya que cuenta con sistema de ayudas visuales para tal efecto, localizador de pista, equipamiento aeronáutico de comunicación y grabación.

También se edificó una nueva y moderna torre de control de 30 metros de altura y ocho niveles, con visión de 360º y equipos de navegación aérea y de monitoreo de última generación. Se construyó también un nuevo cuartel del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI), un edificio administrativo para la DGAC donde trabajan más de 60 funcionarios y una subestación eléctrica.

Contra Viento y Hielo

Las obras se desarrollaron en complejas condiciones climáticas, como temperaturas de -15°C en invierno y vientos de hasta 80 kilómetros por hora en primavera, lo que obligó a Besalco a desarrollar resguardos especiales para cumplir con las condiciones exigidas por las especificaciones técnicas en estas condiciones extremas.

Además, durante los más de dos años a través de los cuales se extendieron los trabajos, el aeródromo funcionó al 100% en sus operaciones aéreas. El mismo equipo de Besalco que trabajó en Balmaceda actualmente está a cargo de otras obras en la zona austral como las del Hospital de Cochrane y la pavimentación del tramo Villa Castillo-Laguna Verde.

El frío y el viento son aspectos que continuará enfrentando la siguiente etapa constructiva. Con un 35% de avance se encuentra la ampliación del terminal de pasajeros, que remodela la actual infraestructura para la espera, llegada y abordaje de los usuarios.

La construcción de una nueva sala de retiro de equipaje con nuevas cintas de retiro de maletas, el incremento de la sala de embarque y del restaurante en el segundo nivel son algunas de las modificaciones en desarrollo. El mandante de estas obras es la Dirección de Aeropuertos del MOP y la empresa que se las adjudicó es Ingeniería Civil Aysén (ICA). La inversión del MOP para ampliar el terminal alcanza a $1.385.089.827. El inicio de estas obras fue el 27 de septiembre de 2017 y su finalización se proyecta para el 20 de octubre de este año.

Próximas inversiones

Los nuevos proyectos e inversiones en este aeródromo no se detienen. Así lo adelanta Néstor Mera, seremi de Obras Públicas de la Región de Aysén. “Estamos efectuando el proceso de licitación, que culminó el 14 de junio de este año, para el mejoramiento de la pista del Aeródromo de Balmaceda e iniciar obras el 1 de noviembre de este año. La fecha estimada de término de las obras es el 30 de junio de 2019”, comenta.

Durante el desarrollo de este proyecto, la calle de rodaje recién recepcionada se empleará como pista alternativa para permitir el normal funcionamiento del establecimiento. Para la conservación y mejoramiento de la pista principal, el gobierno estima un presupuesto por parte del MOP de $ 4.917.682.606.

Otra importante iniciativa será el llamado a licitación para efectuar la primera concesión del Aeródromo Balmaceda. “Por este motivo, se ha definido desarrollar los estudios pertinentes para llevar a cabo el proceso de licitación de la concesión”, dice el director (s) nacional de la Dirección de Aeropuertos, Gabriel Marco. Está programado para abril de 2019 y se considera realizar un proceso conjunto con el Aeropuerto de Punta Arenas. Se estima que la ejecución comience el 2021.

La concesión requerirá obras por un valor estimado de US$ 92 millones. Algunas de ellas serán:

  • Nuevo terminal de pasajeros de un total aproximado de 12.391 m2 (superficie actual de 2.570 m2).
  • Nueva plataforma comercial, pasando de tres a seis posiciones de estacionamiento, cinco de ellas con puentes de embarque.
  • Reutilización de antigua plataforma comercial para aviación general, con 15 nuevas posiciones de aeronaves.
  • Nueva vialidad de acceso.
  • Nuevo edificio de estacionamientos vehiculares, pasando de 173 a 282 ubicaciones.
  • Reutilización del antiguo terminal de pasajeros para nuevo terminal de carga.

FICHA TÉCNICA
Obra: Proyecto Ampliación Área de Movimiento Aeródromo Balmaceda.
Mandante: Dirección Regional de Aeropuertos del MOP.
Monto de inversión: $30.644.152.650.
Financiamiento: Fondos sectoriales de la Dirección de Aeropuertos.
Empresa ejecutante: Besalco S.A.
Fechas de inicio y término de construcción: 27 de noviembre de 2015 / 20 de mayo de 2018.
Recepción provisional: 26 de junio de 2018.
Superficie intervenida: 288.000 m2.

“Era necesario entregar a la Región de Aysén un aeródromo con mejor estándar de servicio, mayor seguridad y confort para los pasajeros, junto con generar un ordenamiento de las operaciones de aviación comercial respecto de las de aviación general y/o corporativa”, afirma Néstor Mera, seremi de Obras Públicas de la Región de Aysén.

Entre las obras entregadas destaca una calle de rodaje, apta para ocuparse como segunda pista de aterrizaje, de 2,2 kilómetros de longitud y ancho de 30 metros de hormigón más 15 metros de berma en asfalto.

Edición N°180, Julio 2018

 

Tags: Aeródromo Balmaceda, Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Chilena de la Contrucción, cchc, construccion, infraestructura, Patagonia Categories: Grandes Obras
Related Posts