Ampliación de la UDD INFRAESTRUCTURA PARA FOMENTAR LA VIDA UNIVERSITARIA

11 agosto, 2021 154 0 0

UN CONJUNTO DE OBRAS QUE SUPERAN LOS 17.000 M2
CONFORMAN LA NUEVA
INFRAESTRUCTURA DE LA UDD EN EL CAMPUS RECTOR ERNESTO SILVA EN
SANTIAGO. EL PRINCIPAL EDIFICIO, DE CUATRO PISOS Y TRES SUBTERRÁNEOS,
ALBERGA A LA FACULTAD DE MEDICINA. LA AMBICIOSA INTERVENCIÓN DESTACA
POR UNA ARQUITECTURA QUE PROMUEVE EL ENCUENTRO ENTRE ALUMNOS,
DOCENTES E INVESTIGADORES.

Por Andrés Ortiz_Fotos gentileza UDD y VLA.


Con 30 años de historia, la Universidad del Desarrollo (UDD) se apronta a inaugurar una renovada sede. Se trata de la intervención más grande en tres décadas que realiza esta casa de estudios. La obra se proyectó hace 20 años, a través de un Master Plan que hoy se plasma en el ampliado Campus Rector Ernesto Silva Bafalluy, que concentrará las actividades académicas de esta sede en Santiago.

“El propósito de la universidad es reunir casi todas sus actividades académicas de pregrado y postgrado en un solo campus. Esto enriquece la vida universitaria y mejora la experiencia de nuestros alumnos de todas las carreras, que tendrán la oportunidad de interactuar con sus pares de otras disciplinas, con todos los bene­ficios que eso trae”, comenta el rector de la UDD, Federico Valdés.

El Campus Rector Ernesto Silva se ha ampliado con un conjunto de edifi­cios, que están con la obra gruesa terminada y en plena etapa de terminaciones. Se trata de un total de 17.500 m2 construidos en un terreno de 63.000 m2 , ubicado en Avenida Plaza en Las Condes. Considera la construcción del Edi­ficio Oriente y del Auditorio por 10.500 m2 , la ampliación de la biblioteca en 1.000 m2 y el levantamiento del Edi­ficio S de talleres y laboratorios por 5.500 m2 , además de obras menores como cafeterías y espacios exteriores.

 

EDIFICIO PROTAGONISTA

El renovado campus reunirá un total de nueve facultades, entre ellas la de Medicina, que llega con sus nueve carreras del área de la salud a las nuevas dependencias, proveniente desde el Campus Las Condes. La Facultad de Medicina Clínica Alemana-UDD se instalará en el Edifi­cio Oriente, la principal obra que se levanta en el Campus Rector Ernesto Silva. “Su altura y su emplazamiento en una elevación del centro del campus frente a su jardín principal, lo hace sobresalir entre las demás edi­ficaciones”, describe la máxima autoridad de la UDD.

El proyecto de ampliación fue diseñado por la ofi­cina Víctor Lobos Arquitectos (VLA) y su ejecución está principalmente a cargo de la Constructora Bravo Izquierdo. Víctor Lobos, arquitecto líder del proyecto, describe la sección más importante del proyecto, compuesta por dos edi­ficios.

“El Edi­ficio Oriente es el más grande, compuesto por tres niveles de subterráneo y cuatro sobre el terreno. El auditorio, por su parte, es una sala multiuso, subdividible, que puede albergar hasta 700 personas, emplazada bajo el jardín principal del campus”. El proyecto consideró la protección de las fachadas acristaladas oriente y poniente con una doble capa revestida con Screenpanel perforado, además de aislación térmica exterior EIFS.

Además de la Facultad de Medicina, el Edi­ficio Oriente albergará al Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina (ICIM). “Es la última pieza que faltaba para terminar de configurar el patio central del campus. La particularidad de este proyecto en relación a la Facultad de Medicina, es que une la academia con la investigación, generando una gran sinergia entre el alumnado y el equipo de investigadores”, agrega Víctor Lobos.

El edifi­cio de Medicina y del ICIM considera 13 laboratorios, nueve de ellos de alta complejidad, un bioterio, un casino, una cafetería, un centro de atención a los alumnos y el auditorio multiuso para realizar todo tipo de actividades académicas y de extensión.

Sin embargo, estas instalaciones no contemplan salas de clases, porque los alumnos de Medicina cumplirán su jornada en los demás edi­ficios que sí están equipados con aulas, con el objetivo de fomentar el encuentro de los estudiantes de todas las carreras en espacios compartidos. “Además, la cercanía física de las facultades facilita las actividades interdisciplinares”, subraya el rector Valdés.

Los tres subniveles ya están en proceso de entrega y habilitación de mobiliario por parte del mandante, “mientras que en los pisos uno al cuatro estamos ejecutando terminaciones que estimamos culminar durante la primera quincena de julio”, acota Luis Bravo, gerente general de la Constructora Bravo Izquierdo.

 

DESAFÍOS DEL DISEÑO

Las nuevas dependencias tienen un diseño moderno y funcional, pensado para facilitar la interacción entre autoridades, profesores, investigadores y alumnos. “Entre las características más destacables de los edi­ficios está que su arquitectura promueve el encuentro entre los alumnos con espacios que dan vida al campus. Todos tendrán el privilegio de trabajar y estudiar en un entorno natural de excepción, como es la cordillera que se ve muy encima, y en un campus con instalaciones del mejor nivel, concebido para fomentar la experiencia universitaria”, dice Federico Valdés.

Otro aspecto destacable de su arquitectura, es que los espacios subterráneos no pierden protagonismo respecto de los ubicados en la super­ficie. Para ello se utilizaron herramientas arquitectónicas que permiten extender lazos entre el subsuelo y la superficie, como la jerarquización de las circulaciones verticales, patios de luz y vacíos. Para privilegiar la iluminación natural, el diseño consigue llevar la luz del sol a la mayoría de los recintos subterráneos, a través de distintos sistemas de acristalamiento. “El uso de estos recursos nos permitió incorporar vida a estos espacios y bañar con luz natural los recintos que se encuentran en el tercer subterráneo”, dice Víctor Lobos.

El proyecto de ampliación tiene un particular valor para Lobos, por ser exalumno de la UDD y por su vínculo familiar con la casa de estudios con sedes en Concepción y Santiago. “Para nuestra ofi­cina es sumamente signi­ficativo, ya que hemos estado con la UDD desde sus inicios. Mi padre, Víctor Lobos del Fierro, junto a mi abuelo, Víctor Lobos Lápera, realizaron los primeros proyectos a principios de los años 90. Luego nos sumamos mis hermanos Sebastián e Isidora en el diseño de este proyecto. Es un gran logro familiar”, reconoce.

EL PROYECTO CONSIDERA LA CONSTRUCCIÓN
del Edificio Oriente y de un Auditorio por 10.500 m2, la ampliación de la
biblioteca en 1.000 m2 y el levantamiento del Edificio S de talleres y laboratorios por 5.500 m2.

ATRIBUTOS CONSTRUCTIVOS

Respecto de la construcción, el gerente general de Bravo Izquierdo comenta sobre sus principales atributos, sobre todo en relación al Edi­ficio Oriente. “El desafío estructural de esta obra es que los espacios deben ser flexibles, de manera de seguir la constante evolución que el mundo académico requiere, en especial en relación con la medicina. Por lo anterior, se optó por una estructura en base a marcos de hormigón. Si bien esto último no suena como algo fuera de lo común, sí lo es en este proyecto, dado que existen diversos vacíos que relacionan los subterráneos con la super­ficie, por lo cual la estructura tuvo que hacerse cargo de grandes empujes que el terreno podía generar contra ellos”.

Entre otras complejidades, Luis Bravo no solo recuerda las dificultades de la coyuntura social y sanitaria que vive Chile desde 2019, sino el hecho de edificar en un campus en funcionamiento. “Es bueno destacar también el gran desafío logístico que ha sido construir dentro de un campus existente, ya que durante la construcción nos fuimos encontrando con una serie de instalaciones y estructuras subterráneas de las que nadie sabía exactamente su ubicación”.

Los edi­ficios de la Facultad de Medicina deberían estar listos a ­fines de junio del año en curso, mientras la recepción ­final y habilitación debería tener lugar durante el tercer trimestre de este 2021. “El traslado, que no tiene fecha determinada todavía, debería ocurrir en el cuarto trimestre, lo que permitirá recibir a nuestros alumnos del próximo año en la nueva Facultad”, estima Federico Valdés.


FICHA TÉCNICA

NOMBRE DEL PROYECTO:
Ampliación Campus Rector Ernesto Silva
Bafalluy.
UBICACIÓN:
Avda. Plaza 700, Las Condes.
MANDANTE:
Universidad del Desarrollo.
INVERSIÓN:
UF 1.000.000.
SUPERFICIE CONSTRUIDA:
17.500 m2.
TERRENO:
63.000 m2.
DISEÑO Y ARQUITECTURA:
Víctor Lobos Arquitectos Ltda.
CONSTRUCCIÓN:
Constructora Bravo Izquierdo y Desarrollos
Constructivos Axis.
FECHA INICIO DE OBRA:
Diciembre de 2018.
PLAZO PARA TÉRMINO Y ENTREGA FINAL:
Segundo semestre de 2021

Tags: cchc, Grandes obras, udd, universidad del desarrollo Categories: Grandes Obras
Related Posts