Arica City Center: Nuevo ícono del entretenimiento

 El grupo español Egasa construye un complejo que incluye cuatro torres de departamentos, un boulevard comercial con una amplia zona de restaurantes con vista al mar, un casino con más de 350 máquinas tragamonedas y un hotel 5 estrellas, los cuales buscan transformar a Arica en un nuevo polo de entretención del cono sur.

Por Ximena Greene_Fotos Adisa


A solo una hora de la frontera con Perú o a tres del paso fronterizo más cercano que lleva a Bolivia, la privilegiada ubicación geográfica de la ciudad de Arica ha conseguido que importantes empresarios europeos hayan decidido invertir en la construcción de un completo centro inmobiliario de entretención y servicios anexos.

Motivados además por las condiciones naturales, culturales y turísticas de la Región de Arica y Parinacota, el grupo español EGASA, a través de su filial en Chile, Adisa (Arica Desarrollo e Inversiones S.A.), se encuentra trabajando en la construcción de la segunda etapa que vendría a completar el proyecto Arica City Center.

La obra contempla una inversión total de US$ 120 millones. Incluye departamentos, oficinas, locales comerciales, restaurantes, un hotel y un casino, entre otras instalaciones. Se emplaza en la manzana conformada por avenida Chile, calle Juan Antonio Ríos, avenida General Velásquez y calle Chacabuco.

“La localización y emplazamiento del proyecto generará un importante complejo turístico y comercial, aportando significativamente a la recuperación del centro cívico y borde costero de la ciudad, con obras de gran impacto visual que son armónicas con el entorno, ajustadas a las normas de construcción y urbanización vigentes. Con ellas se busca transformar  a este lugar en el gran ícono del norte de Chile”, comenta el gerente general de Arica City Center, Peter Müffeler.

USOS MIXTOS

El diseño del complejo fue encargado a la oficina de arquitectos ABWB (Alemparte, Barreda, Wedeles, Besançon Arquitectos y Asociados) y está siendo ejecutado principalmente por la constructora Dragados S.A. Este proyecto de uso mixto está compuesto por seis edificios aislados, definidos por cuatro torres de vivienda, una de oficinas y otra para un hotel. Esta última tendrá también un centro comercial, casino de juegos, centro de convenciones y estacionamientos.

De acuerdo a René Pizarro, arquitecto a cargo del proyecto, para llevarlo a cabo se estableció una diagonal que divide el terreno en dos. Esto permitirá que el flujo de vehículos que venga desde el centro por la avenida General Velasquez, atraviese el complejo por la galería comercial, conduciéndolo hasta la terraza con restaurantes que se abre con una gran vista al mar.

En el triángulo nororiente se emplazaron los edificios de viviendas, tres de los cuales están perpendiculares a la costa, de modo que todos los departamentos tuviesen vista hacia el Morro de Arica, el puerto y la ciudad.

El cuarto edificio de viviendas se dispuso en el sector oriente del predio, al lado de lo que será la torre de oficinas. A su vez, en el extremo surponiente se ubicará el hotel, que contará con acceso independiente desde la avenida Chile, pero que a su vez se conectará con el casino y la terraza de restaurantes del centro comercial.

La construcción de la obra está dividida en tres etapas. La primera, denominada Condominio El Paso, contempló el levantamiento de dos edificios de 19 y 21 pisos, respectivamente, con 122 departamentos entre 37 m² y 139 m², cada uno con balcones independientes y uniformes con vistas al mar y a la ciudad. Todas las torres son de hormigón armado, de colores muy claros, los cuales permiten el reflejo de la gran radiación solar que existe en Arica. En los

24.220 m² edificados se incluyeron salas de eventos, gimnasio, lavandería, piscina para adultos y niños, quinchos para asados y estacionamientos privados y para visitas. Este proyecto inmobiliario tuvo un costo de US$ 22 millones y generó más de 500 nuevos empleos en la zona.

“En relación al entorno, estos edificios se contraponen al tipo de edificación de baja altura circundante de la zona, dada por el Casino Municipal, la Universidad de Tarapacá y el Regimiento Rancagua de Arica, convirtiéndolos en un hito que se reconoce desde gran parte de la ciudad”, señala Pizarro.

La segunda etapa, actualmente en ejecución, considera la construcción del nuevo Casino Luckia Arica, que además contempla un lujoso hotel 5 estrellas (el primero de la ciudad) con 128 habitaciones, spa, piscinas, centro de convenciones y un boulevard con 40 locales comerciales, un supermercado y una zona de restaurantes y cafeterías que miran al océano.

Entre los principales atributos de la sala de juegos destacan las más de 300 máquinas tragamonedas, 12 mesas de contrapartida, un bingo-buffet con 60 posiciones, una sala de torneos con 10 mesas de Texas Hold’em, así también como un centro de convenciones de 1.400 m2, dos restaurantes, tres bares y una cafetería. Al casino se destinaron 195 estacionamientos.

El hotel, por su parte, contará con 129 habitaciones de alto estándar, de las cuales inicialmente solo se habilitarán 80 (48 junior suites, 28 dobles y cuatro suites). Este considera además un spa y un gimnasio que incluye sala de masajes y jacuzzi, dos piscinas exteriores, un centro de negocios, salas de exposiciones culturales y 189 estacionamientos más.

“En relación al entorno, estos edificios se contraponen con la edificación de baja altura circundante de la zona, dada por el Casino Municipal, la Universidad de Tarapacá y el Regimiento Rancagua de Arica, convierténdolos en un hito a reconocer desde gran parte de la ciudad”, señala René Pizarro, arquitecto a cargo del proyecto.

En el caso del hotel y casino, los arquitectos proyectaron la utilización de una envolvente tipo EIFS (Exterior Insulation and Finish System), la cual permite mejorar los coeficientes de aislación, reduciendo el consumo de energía en su climatización con sistemas flexibles y de muy rápido montaje.

De acuerdo a Peter Müffeler, la fusión de estas dos edificaciones -el casino y el hotel- generará un importante complejo turístico en la región, logrando así incentivar el flujo de visitantes tanto nacionales como internacionales que eligen la ciudad de Arica como su destino de vacaciones. “Al mismo tiempo, el proyecto integrado tiene como objetivo incrementar el desarrollo económico de la zona mediante los diferentes establecimientos comerciales que vendrán a reforzar las actividades de la ciudad”, señala el gerente general de Arica City Center.

La fecha estimada de operación y funcionamiento del casino y sus obras anexas será en el segundo semestre de 2017. El hotel y el boulevard, en tanto, deberán esperar hasta el primer trimestre del próximo año. Todavía queda iniciar una última etapa con la construcción de dos edificios de vivienda y una torre de oficinas.

Edición N°168, Junio 2017

Tags: arica city center, camara chilena de la construcción, Cámara Chilena de la Construcción (CChC), casino, cchc Categories: Grandes Obras
Related Posts