Escaleras Mecánicas y Ascensores: Tecnología al servicio de la movilidad vertical

30 enero, 2018 754 0 0

Diseñados específicamente para trasladar personas u objetos entre los diferentes niveles de un edificio, los ascensores y escaleras mecánicas han debido responder rápidamente a las nuevas tendencias de urbanización, entregando seguridad, comodidad y una mejor calidad de vida.

Por Ximena Greene


Según las Naciones Unidas, para el año 2045 el número de personas que habitará en ciudades se incrementará cerca de un 33%, alcanzando los seis billones de residentes urbanos. Esta alta concentración de la población en las ciudades, y el consiguiente desarrollo de edificios altos e infraestructura de gran tamaño, ha traído nuevos desafíos para el transporte vertical, acelerando la demanda por tecnologías modernas de elevadores y escaleras mecánicas que favorezcan la movilidad de personas y objetos.

Usadas para el transporte de flujos constantes de personas en poca altura, las escaleras mecánicas se utilizan generalmente en centros comerciales, aeropuertos y estaciones de Metro, facilitando la llegada de grupos masivos a otros pisos de forma inmediata. Los ascensores, en cambio, se disponen para llegar a niveles usualmente superiores a cuatro pisos o para responder a necesidades muy específicas de transporte vertical, como ocurre con personas con alguna discapacidad o con movilidad reducida.

VELOCIDAD, ECOLOGÍA Y SEGURIDAD

Si bien las escaleras mecánicas no han tenido una evolución tecnológica muy importante en el último tiempo, salvo en algunos aspectos como la velocidad variable y los sensores de movimiento, en el caso de los ascensores el desarrollo ha sido mucho mayor.

Para Carlos Lagos, socio fundador y gerente general de Heavenward, empresa con más de 25 años de experiencia en Chile, las principales innovaciones de los ascensores corresponden a sistemas de control más inteligentes, sofisticados y seguros, para así mejorar tiempos de espera asociados a edicios cada vez más espigados.

En esa misma línea, Julio Barros, gerente general de Otis para la Zona Sur, explica que los últimos adelantos en los elevadores están relacionados con la integración de Internet a los equipos. “Nuestra compañía está aprovechando el poder de la tecnología digital para encaminarse en ofrecer un servicio personalizado y de alto nivel por medio de herramientas de movilidad y aplicaciones virtuales. Se trata de la construcción de un ecosistema digital en el que la información de los ascensores, clientes, usuarios y técnicos de servicio estén interconectados para entregar un servicio más eficiente, informado y en tiempo real”, señala.

Esta empresa cuenta con una tecnología que reutiliza la energía eléctrica producida por la operación del ascensor, generando un ahorro de hasta un 75% en este aspecto. Asimismo, dispone de sistemas de despacho inteligente, que permiten transportar mayor cantidad de personas en forma rápida y eficiente, aplicaciones para smartphones para llamar el elevador, pantallas para comunicarse con los usuarios y un sistema de mantenimiento preventivo y reparación remota, con el que provee soluciones antes de que se presenten las incidencias. En cuanto a velocidad de traslado, en algunos países de América Latina, Otis tiene SkyRise, un elevador diseñado para proyectos de grandes alturas, que puede alcanzar velocidades desde los tres metros por segundo a 12.5 m/s, siendo uno de los equipos más rápidos en el mundo.

Sobre las nuevas tendencias para la movilidad vertical en el futuro, tanto Julio Barros como Carlos Lagos señalan que serán aquellas que conjuguen correctamente el uso de la tecnología, un diseño flexible, comodidad y ventajas en términos de respeto por el medio ambiente. Las soluciones del futuro tendrán que coordinar los ahorros de energía con la eficiencia en el transporte y la disminución de tiempos de espera.

Los sistemas de  movilidad vertical en el futuro apuntarán a conjugar correctamente el uso de la tecnología, un diseño flexible, comodidad y ventajas en términos de respeto por el medio ambiente.

CONOCER EL ORIGEN

Si bien los ascensores y las escaleras eléctricas son equipos que integran tecnología de avanzada con altos estándares de seguridad, cuando se desconoce su funcionamiento y no se manipulan adecuadamente pueden presentar fallas que representen un riesgo para los usuarios.

Para Carlos Lagos, existe un descuido general en relación a este tema. “A las personas que se compran un departamento o una oficina rara vez les interesa saber cuál es el ascensor del edificio. Incluso a veces ni siquiera los vendedores saben la marca del ascensor del lugar donde están gestionando la venta, ni que deben contar con un servicio de mantenimiento contratado por ley”, señala.

Ante cualquier inconveniente, los administradores de los recintos son los encargados de atender y corregir las emergencias o fallas mecánicas, que a su vez deben ser atendidas por técnicos expertos. “Es tanta la tecnología detrás de un ascensor de última generación, que para su buen mantenimiento se debe recurrir a los especialistas de cada marca. No hacerlo implica riesgos para el equipo y para las personas”, concluye Lagos.

Edición N°175, Enero 2018

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Chilena de la Contrucción, cchc, construccion, Escaleras Mecánicas y Ascensores, infraestructura Categories: Innovacion y Tecnología
Related Posts