“El crecimiento económico es un deber moral”

30 agosto, 2017 487 0 0

Por Sergio Torretti Costa, Presidente Cámara Chilena de la Construcción.


Este 2017, y por cuarto año consecutivo, nuestro país crecerá bajo el promedio mundial. Así lo refleja el más reciente informe del Fondo Monetario Internacional, que proyectó un crecimiento global anual en torno a 3,5% y de 1,7% para Chile. Son datos preocupantes y que evidencian que algo estamos haciendo mal.

Ya sabemos que no es el contexto internacional lo que nos afecta. Es el escaso compromiso con el crecimiento económico de una parte de nuestra clase política.

Nadie duda que gracias a un esfuerzo público-privado de décadas muchos chilenos han podido salir de la pobreza, en lo que constituye una historia de la que debemos sentirnos orgullosos y que cabría recordar de vez en cuando a las nue- vas generaciones. Sin embargo, en Chile aún hay cerca de dos millones de personas que viven en esta dramática situación.

Y no existe otro camino para mejorar las condiciones de vida de esas personas que el crecimiento económico. Esto no es teoría ni ideología. Es lo que muestran los hechos y la experiencia histórica de nuestro país y de tantos otros.

Por eso, no podemos darnos el lujo de dejar de crecer ni una sola décima. El crecimiento económico no es una opción. Es un deber moral. Y cualquier gobierno, del signo que sea, debe poner prioridad en crear las condiciones para que la economía crezca al máximo de su potencial.

Un primer paso para avanzar hacia este objetivo es revertir el clima de desconfianza. Como empresarios, tenemos un rol importante que cumplir al respecto. Creemos en el estricto cumplimiento de la ley, pero también debemos ir más allá. Por ello asumimos como una obligación gremial impulsar las mejores prácticas de la industria y que estas quedan plasmadas en códigos de conducta de cumplimiento obligatorio para nuestros socios. Estamos avanzando en este camino y no tiene retorno.

Otro paso consiste en  implementar  medidas  concretas  para reactivar la economía. En nuestro reciente Desayuno Anual de Empresarios de la Construcción, propusimos que se agilice el inicio de la construcción de proyectos concesionados ya adjudicados, pero cuyas obras no se han iniciado por algún trámite pendiente, y que se cree un subsidio de movilidad social. La idea es que personas que ya han obtenido un subsidio y tienen una casa propia puedan entregarla  como  parte de pago de modo que, con el apoyo de un segundo nuevo subsidio acotado y un crédito hipotecario, adquieran una mejor vivienda en mejores barrios.

La tercera iniciativa que creemos necesaria para reactivar la economía es que se acuerde una nueva agenda pro-crecimiento, que permita actualizar la estrategia de desarrollo del país y así elevar nuestro crecimiento potencial.

Como gremio y sector vamos a estar siempre disponibles para esta tarea. Tanto porque somos los llamados a darle materialidad a cualquier estrategia de desarrollo como por la prioridad que le atribuimos al bienestar e inclusión social de los chilenos.

Edición N°168, Junio 2017

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), cchc, crecimiento, economico, sergio torreti Categories: Opinion
Related Posts