Camino a la descentralización: Los desafíos de las nuevas regiones

16 octubre, 2017 872 0 0

La promulgación de la Ley que crea la Región de Ñuble es el más reciente paso en el proceso de descentralización del país. Los presidentes regionales de la CChC que promueven este cambio, autoridades e impulsores del proceso abordan las expectativas para Ñuble y analizan lo que se ha ganador y qué sigue pendiente en las experiencias de las regiones de Arica y Parinacota y Los Ríos.

Por Cristóbal Jara_Fotos CChC Arica, Chillán y Valdivia, Presidencia y Comité Ñuble Región.


El 19 de agosto, en la Casa del Deporte de Chillán, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley que crea la XVI Región de Ñuble y las provincias de Punilla, Itata y Diguillín, con Chillán como capital regional y 21 comunas bajo su territorio, logrando así la autonomía política y administrativa de la Región del Biobío, a la cual pertenecía hasta esa fecha.

De esta manera comenzó a correr el plazo de un año para que la nueva región esté operativa, con todo su aparataje de autoridades e instalaciones, tarea a cargo de la delegada presidencial, Lorena Vera. El próximo gobierno deberá designar a su nuevo intendente regional y a los tres gobernadores.

EXPECTATIVAS EN ÑUBLE

La demanda por constituir la Región de Ñuble fue impulsada en las últimas dos décadas, principalmente por el Comité Ñuble Región, formado por más de 40 instituciones gremiales y sociales de la zona, con el apoyo de autoridades locales. “La nueva región debe estar centrada en las personas y en mejorar su calidad de vida, en la movilidad social, en la superación de índices negativos, como la pobreza y cesantía, que no la dejan avanzar. Por eso esta debe ser una región modelo en administración moderna”, afirma Hérex Fuentes, presidente de la entidad.

En tanto, para la presidenta de CChC Chillán, Claudia Rigall, “esta oportunidad histórica puede otorgar un renovado impulso de desarrollo en el más amplio concepto, considerando a todas sus comunas, pues dentro de las inquietudes permanentes se ha encontrado la falta de iniciativas en las más pequeñas”.

Por su parte, el gobernador de la Provincia de Ñuble, Álvaro Miguieles, valora un tema clave como la inyección directa de recursos, uno de los beneficios más esperados en la nueva región. “En este momento Ñuble recibe cerca del 20% del presupuesto del Biobío, que esperamos que se incremente. Por lo tanto, el principal cambio será la distribución de recursos y la apertura del mercado de inversiones”, comenta.

Para la CChC Chillán, la infraestructura debería ser un ítem prioritario en la inversión regional. “Resulta fundamental avanzar en esta área, tanto en la etapa de instalación como en el desarrollo futuro de Ñuble. En esto es clave el fortalecimiento de las capacidades locales y las competencias territoriales”, dice Claudia Rigall.

“La nueva Región de Ñuble debe estar centrada en las personas y en mejorar su calidad de vida, en la movilidad social y en la superación de índices negativos. Debe ser una región modelo en administración moderna”, afirma Hérex Fuentes, presidente del Comité Ñuble Región.

LAS EXPERIENCIAS DE ARICA Y VALDIVIA

La experiencia de Ñuble viene antecedida por aquellas de Arica y Parinacota y Los Ríos. Formada en 2007, la XV Región de Arica y Parinacota ha experimentado positivos cambios desde que se separó de la Región de Tarapacá. Así lo reconoce el presidente de CChC Arica, Roberto Aguirre.

“Ser región ha permito abordar y llevar a cabo iniciativas y proyectos que antes debían esperar mucho tiempo, además de tener un presupuesto propio que implica un avance regional. Destaca el desarrollo de proyectos de importancia para Arica y Parinacota, en materia de vivienda y de obras de infraestructura pública, junto con incentivar la inversión privada en proyectos inmobiliarios y comerciales”, comenta.

En tanto, Sergio Giaconi, gerente general de la Corporación de Desarrollo Arica y Parinacota (Cordap), agrega que “la ciudadanía de la nueva región hoy cuenta con cabeceras de servicios públicos que resuelven directamente sus trámites. Antes debía viajar a Iquique para ser atendido”.

Quedan, sin embargo, algunos temas pendientes. “La Zona Franca Industrial de Arica continúa administrada por Zofri S.A., con un directorio sin integrantes de la Región de Arica y Parinacota y con la plana ejecutiva completa residiendo en Iquique. Otro asunto no resuelto es que el Archivo Histórico de los expedientes de Arica y Parinacota los mantiene el Conservador de Bienes Raíces de Iquique, lo que causa muchas dificultades (atraso y costos) para transferencias de propiedades antiguas”, dice Giaconi.

“Es indispensable trabajar en generar una estrategia regional, en gobernanza y en desacoplar los proyectos del ciclo político. En lo práctico se requiere flexibilidad de registros para contratistas, para que las empresas puedan postular a los diversos proyectos locales, que quedan en manos de grandes consorcios”, agrega Roberto Aguirre.

Una experiencia similar ha ocurrido varios kilómetros al sur, en la ciudad de Valdivia y sus alrededores. Una organización que ha seguido de cerca la primera década de la XIV Región de Los Ríos y otros procesos similares es la Fundación Chile Descentralizado… Desarrollado. Su director ejecutivo, Diego Portales, rescata aspectos positivos de este cambio en Valdivia, sus provincias y comunas.

“La visión compartida por diversos actores regionales es que la existencia de la nueva Región de Los Ríos ha permitido aumentos muy importantes de los recursos públicos destinados a mejorar la infraestructura de la zona”, afirma. Portales destaca beneficios concretos como el aumento de inversiones, especialmente para mejorar la conectividad, y la mayor cercanía de las personas con sus autoridades. Una iniciativa que ha sido relevante es la creación de Fomento Los Ríos, el Comité de Desarrollo Productivo Regional, instancia descentralizada de Corfo en alianza con Sercotec. “Ha demostrado ser un modelo de agenciamiento del desarrollo productivo con eficacia para administrar los recursos, minimizar el riesgo de captura política y generar mayor pertinencia en la asignación de los proyectos”, comenta Portales.

En tanto, el presidente de CChC Valdivia, Marcelo Guzmán, aporta un dato revelador respecto del impacto directo de pasar de ser Provincia de Los Lagos a constituirse como Región de Los Ríos. “Desde que dejamos de ser provincia nuestro presupuesto ha aumentado siete veces en el período 2006 a 2016, mientras que en la Provincia de Osorno -que siguió en la Región de Los Lagos- dicha inversión aumentó solo dos veces en el mismo período”, detalla.

No obstante, advierte Guzmán, todavía hay un déficit en la atracción de inversión privada, mientras que Diego Portales concluye: “Lamentablemente, los liderazgos regionales en Chile repiten conductas centralistas: ocurrió con Puerto Montt, con Iquique y con Concepción. La idea no es seguir atomizando el país con más y más regiones, sino dar una voz de alerta a esos liderazgos para que equilibren sus decisiones en favor del conjunto de los territorios”.

 

Edición N°172, Octubre 2017

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Chilena de la Contrucción, cchc, construccion, Descentralización, Ñuble, Región de Ñuble, Regiones Categories: Regionales
Related Posts