Capacitación en Oficios de la Construcción FORMACIÓN DE EXCELENCIA PARA LA CONSTRUCCIÓN

9 agosto, 2021 403 0 0

LA CChC ESTÁ IMPULSANDO DIVERSAS INICIATIVAS PARA CAPACITAR A
LOS TRABAJADORES DE LA CONSTRUCCIÓN EN OFICIOS ESTRECHAMENTE
VINCULADOS AL RUBRO. PARA ELLO HA IMPLEMENTADO EL SISTEMA
B-LEARNING EN LOS CURSOS IMPARTIDOS POR LA ESCUELA TECNOLÓGICA
DE LA CONSTRUCCIÓN, Y ESTÁ LLEVANDO A CABO UN PROGRAMA PARA
DEFINIR ESTÁNDARES FORMATIVOS E INVITAR A OTRAS INSTITUCIONES
EDUCACIONALES A REALIZAR CAPACITACIONES.

Por Beatriz Espinoza_Fotos CChC.


Con el fin de acortar brechas, mejorar los estándares de la industria de la construcción y aumentar la productividad de las empresas, la CChC a través de su Área Social está desarrollando diversas iniciativas para mejorar la capacitación de los trabajadores y ampliar sus oportunidades de empleabilidad.

“Hago un llamado a las empresas socias a invertir en sus trabajadores. Tenemos una responsabilidad social con ellos y la capacitación es la mejor herramienta que le podemos dar para que progresen. Hagamos de la construcción un sector más atractivo para trabajar y al cual los trabajadores se sientan orgullosos de pertenecer”, dice el gerente general de la Escuela Tecnológica de la Construcción (ETC), Nicolás Quezada.

La ETC es un OTEC (Organismo Técnico de Capacitación), perteneciente a la CChC, que se especializa en la formación de especialidades del rubro de la construcción, principalmente para el sector de edificación de casas y departamentos, desarrollando diversos tipos de programas entre los que destaca el de oficios de la construcción, con una duración de 80 horas a lo largo de siete semanas.

El 2020 más de 700 trabajadores se capacitaron en la ETC en los oficios de albañil, carpintero de obra gruesa y ceramista en las ciudades de La Serena, Valparaíso, Santiago, Rancagua, Concepción, Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Punta Arenas.

A partir del año pasado, la pandemia obligó a transformar los cursos impartidos de manera tradicional a la modalidad Blearning (blended learning), un tipo de enseñanza mixta que combina el aprendizaje presencial con el online. Bajo este nuevo sistema, los trabajadores deben ingresar a una plataforma digital donde adquieren los conocimientos teóricos del oficio a lo largo de seis semanas. Posteriormente, durante la séptima, realizan ejercicios prácticos presenciales en un lugar especialmente asignado para ello. Los cursos de la ETC tienen horarios flexibles y todos conducen a la Certificación de Competencias Laborales, validados por ChileValora.

“Todos nuestros cursos cuentan con un código Sence que les permite a las empresas hacer uso de la franquicia tributaria que otorga el Estado. Por lo tanto, no hay costo económico. Al trabajador solamente se le pide la tecnología básica para acceder a través de internet y el resto es compromiso y ganas de aprender”, dice Nicolás Quezada. Para este 2021 se pretende llegar a más de
1.500 trabajadores capacitados en el formato B-learning y se incorporarán tres nuevos oficios: capataz, instalador eléctrico y trazador.

 

CAPITAL HUMANO

La CChC busca ir más allá de lo que está realizando la ETC y por eso trabaja en mecanismos para que otros OTEC, externos a la entidad gremial, puedan realizar capacitaciones en el ámbito de la construcción. Es por ello que en 2019 la CChC puso en marcha el Consejo de Capital Humano de la Construcción, una instancia que promueve la formación de habilidades y conocimientos para brindarles a los trabajadores mejores opciones laborales y, al mismo tiempo, mejorar el negocio de las empresas del sector construcción.

En este contexto, el Consejo de Capital Humano se alió con Fundación Chile para desarrollar un proyecto de validación de los OTEC ajenos a la CChC. Tras realizar un levantamiento de las instituciones más reconocidas que ofrecen cursos en oficios del rubro, se les presentó una propuesta de buenas prácticas formativas para definir un estándar de calidad para la industria.

“HAGO UN LLAMADO A LAS
empresas socias a invertir en sus trabajadores. Tenemos
una responsabilidad social con ellos y la capacitación
es la mejor herramienta que le podemos dar para que
progresen”, dice Nicolás Quezada, gerente de la ETC.

“Hoy no existe un estándar sectorial de la oferta formativa. La calidad de los OTEC es algo que no se ha abordado a nivel de política pública. Por lo tanto, es responsabilidad nuestra generar las bases para ello. Cuando tengamos listo este marco de lineamientos, vamos a invitar a los OTEC a que se certifiquen bajo este modelo y tengan un sello de calidad en la formación que la industria valide”, dice Manuel Ureta, subgerente de Formación Capital Humano de la CChC.

“Los estándares de calidad –explica Ureta– constituyen un elemento fundamental para dar garantías en el proceso de formación, pues permiten asegurar que la capacitación no solo se base en elementos teóricos, sino que lleve el conocimiento al quehacer concreto. También garantiza que los equipos utilizados estén en sintonía con los usados en las obras y que la infraestructura sea la adecuada”

De la misma manera, otro componente que resulta fundamental es la experiencia de los instructores. Por eso es primordial establecer una orientación instruccional que sirva de guía y que se adapte al perfil ocupacional del trabajador de la construcción.

Cuando el proyecto de validación entre en funcionamiento, a partir de julio de este año, el Consejo de Capital Humano espera capacitar a 1.500 trabajadores en oficios de la construcción durante 2021 bajo los criterios esperados de aseguramientos de la calidad.

 

Categories: Social