Luciano Rivas: “TENEMOS UNA REGIÓN CON UN GRAN POTENCIAL”

3 mayo, 2022 2133 0 0

EL GOBERNADOR REGIONAL DE LA ARAUCANÍA TIENE UN DESAFÍO MAYOR:
TRABAJAR PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA ASOCIADA AL CONFLICTO MAPUCHE
Y LOGRAR QUE SU REGIÓN DEJE DE SER LA MÁS POBRE DE CHILE. PROMOVER EL
DIÁLOGO, LIDERAR UNA GESTIÓN EFICIENTE, ESTIMULAR LA INVERSIÓN PRIVADA
Y DESARROLLAR LOS POTENCIALES DE ESTE TERRITORIO HAN SIDO ALGUNAS DE
SUS PRIORIDADES EN SUS PRIMEROS CINCO MESES DE MANDATO.

Por Andrés Ortiz_Fotos gentileza Gore Araucanía


Con 39 años, el ingeniero acuícola Luciano Rivas Stepke ostenta un inédito cargo de elección popular. Es el nuevo gobernador regional de La Araucanía, mandato que asumió el 14 el julio pasado por un período de cuatro años. Además, fue el único gobernador electo de Chile Vamos, en condición de independiente.

Casado y con dos hijos, Rivas ha desarrollado toda su vida en la región que hoy gobierna. Nació en Gorbea, estudió en Pitrufquén y luego se trasladó a la capital regional, donde se tituló como ingeniero acuícola en la Universidad Católica de Temuco, para luego desarrollar su liderazgo gremial, primero en la Asociación Salmón Chile y después como presidente de la Multigremial de La Araucanía.

De esta manera, llegó a gobernar una región que en los últimos años no ha dejado de hacer noticia, principalmente por la escalada violentista del conflicto mapuche, que ha tenido a la Macrozona Sur en Estado de Emergencia, con despliegue de militares en las zonas rurales del atribulado territorio. Sin embargo, La Araucanía también sufre un problema no menos preocupante: es la región más pobre del país según datos de la encuesta Casen de 2020.

Entre ambas realidades, Luciano Rivas desarrolla su gestión para cumplir con los compromisos que asumió como candidato: un Gobierno Regional más moderno y eficiente; una región con más justicia y mayor equidad territorial; desarrollo sustentable y articulación de un pacto social para lograr la paz. “Nuestros recursos deben orientarse a detonar inversión, desarrollo, a mejorar la calidad de vida e innovar. Esto solo es posible si logramos erradicar la violencia, que nos ha hecho tanto daño, y este aspecto es también un foco de mi gestión”, dice convencido.

¿Cómo puede aportar la nueva figura del gobernador regional para resolver el conflicto mapuche y la violencia rural?

El proceso de descentralización llegó para quedarse y la figura del gobernador regional como máxima autoridad, posee una legitimidad democrática que es innegable. Desde ese análisis, y aun cuando no tenemos en las regiones atribuciones en temas como la seguridad, por ejemplo, estamos llamados a representar la voz de los habitantes del territorio.

Convocar a los actores regionales, promover el diálogo y articular alianzas, entre otras materias, es la manera en la que podemos aportar para enfrentar los temas de fondo. Por otro lado, y por un carril distinto, tengo la obligación de trabajar para erradicar la violencia en nuestras comunas. Esta es una crisis que pone en peligro nuestra democracia, la soberanía y a muchas familias, trabajadores, campesinos y empresas.

¿Qué tipo de liderazgo cree que se requiere para gobernar La Araucanía?

Creo que el liderazgo que promueva la coordinación con los actores locales, la equidad territorial y la igualdad de oportunidades es lo que espera la ciudadanía. Es esta la vía para realizar diagnósticos efectivos, enfocados en el desarrollo territorial sostenible. Pero esto necesariamente tiene que estar acompañado por un gobierno regional moderno y eficiente.

MALESTAR GREMIAL

Distintos gremios que desarrollan sus actividades en la Región de La Araucanía, como el forestal, la construcción, el turismo y el transporte de carga, a través de la Multigremial de La Araucanía (entidad que Luciano Rivas presidió en dos períodos), han reiterado que en el actual contexto de violencia no es factible realizar inversiones ni desarrollar sus negocios. Es una queja que el¿ gobernador reconoce como legítima, pero que invisibiliza que en su región hay emprendimientos y hechos positivos que no son advertidos.

¿Considera efectivo lo que señala el sector gremial, de que en La Araucanía no hay condiciones para invertir y producir mientras no haya seguridad?

Creo que es legítimo que lo vean así. Son varios los gremios que están expuestos diariamente al terrorismo. Y no solo hablamos de ataques asociados a infraestructura, que afectan fuentes laborales de muchas familias. También hablamos de ataques a personas inocentes, como el conductor de camiones Juan Barrios, quien murió quemado dentro del camión en que descansaba producto del ataque de violentistas. Él es una de alrededor de 30 personas que en los últimos años ha perdido la vida en esta escalada de violencia que no ofrece tregua.

No obstante, creo importante destacar que La Araucanía es más que violencia. En nuestras 32 comunas podemos ver también los esfuerzos de sus habitantes: turismo de primer nivel, emprendimientos de todo tipo, empresas que innovan en temas agrícolas, compañías de desarrollo de software, involucradas con energías renovables, asociadas a la construcción y tanto más.


“TENGO LA OBLIGACIÓN DE
trabajar para erradicar la violencia en nuestras comunas.
Esta es una crisis que pone en peligro nuestra
democracia, la soberanía, a muchas familias,
trabajadores, campesinos y también a empresas”.


¿Cuál es y será su postura respecto de mantener el Estado de Excepción en la Macrozona Sur mientras haya hechos de violencia?

Como gobernador regional he sostenido que el Estado de Emergencia debía mantenerse por un tiempo mayor a 15 días y evaluar luego si debe prolongarse. Con esa convicción es que junto a los alcaldes decidimos incidir en la toma de decisiones del nivel central con la Consulta Araucanía (votación online) y sus resultados fueron concluyentes: alrededor del 80% de quienes votaron confirmaron que se inclinan por mantener los patrullajes mixtos con las Fuerzas Armadas.

La construcción también ha sufrido ataques, con atentados a obras inmobiliarias que debieron parar sus faenas, ¿cuál es su mensaje al sector?

La construcción es un sector productivo importante en nuestra región. Nuestro compromiso está con ustedes y con los habitantes de La Araucanía. Sabemos que la crisis que vivimos provoca incertidumbre, pero quiero decirles que cuentan con mi apoyo y creo firmemente que una gobernanza territorial como la que iniciamos hace unos meses, favorece la descentralización en la toma de decisiones y esto sin duda aporta a desarrollar estrategias locales que respondan a las necesidades de los diferentes actores de la sociedad.

POBREZA ENRAIZADA

Las últimas dos mediciones de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) llevadas a cabo por el Ministerio de Desarrollo Social, arrojan datos elocuentes del estancamiento de La Araucanía como la región con más pobreza en Chile, con menor nivel de escolaridad, mayor población rural y perteneciente a pueblos indígenas del país, entre otras variables analizadas. “El promedio nacional de pobreza aumentó de 8,6% en 2017 a 10,8% en 2020. Nuestra Araucanía llega a la dramática cifra de 17,4%. Por otro lado, como región tenemos uno de las más alta tasas de
ruralidad, cuya correlación con los índices de pobreza es evidente”, advierte Rivas.

“Fomentar el emprendimiento y agregar valor en el territorio –continúa– son claves para revertir las cifras que nos sitúan como la región más pobre de Chile. La inversión en La Araucanía es principalmente pública, un 80%, y esta es la cifra que tenemos que ser capaces de equiparar. Trabajaremos con fuerza para promover la inversión privada en nuestra región. Lo anterior, por supuesto, debe ir acompañado de un trabajo permanente asociado a restablecer la paz social.

¿Qué le dice el dato de que La Araucanía es la región del país con más pobreza, una condición que viene arrastrando desde hace décadas?

La pobreza multidimensional que enfrentamos, que no solo considera ingresos sino también calidad de vida, trabajo, seguridad social, educación, salud y vivienda nos convoca. Como he dicho, la equidad territorial es prioridad en la gestión del Gobierno Regional.

Cuando revisamos las cifras y las contrastamos en el territorio, podemos observar que estamos en la vía correcta. Hoy como Gobierno Regional hemos desarrollado un plan que busca subsanar estas brechas. Por ejemplo, de los más de $ 57 mil millones en inversión que hemos gestionado en estos cuatro meses, más de $ 11 mil millones se orientan a proveer de algo tan básico como agua potable para los sectores rurales. La electrificación y la conectividad también están dentro de nuestras prioridades, con lo que garantizamos una mayor equidad territorial y, por ende, un aporte a la calidad de vida de los habitantes.

¿Cuáles considera que son las fortalezas de esta región y cómo se pueden potenciar desde su gestión?

Como Gobierno Regional, trabajamos intensamente en programas y proyectos que gatillen el desarrollo productivo de sectores importantes, entregándoles herramientas para una mejor gestión. También promovemos la innovación y la transferencia tecnológica, asociándolas a universidades, centros de investigación e instituciones sectoriales. Esto permite aumentar los estándares y, por lo tanto, mejorar la productividad y los ingresos de quienes se desarrollan.

En marzo, la CPC y sus seis ramas presentaron la Propuesta de Trabajo por la Paz Social y el Progreso en La Araucanía. Entre sus ideas destaca la infraestructura para superar la pobreza. ¿Qué infraestructura es prioritaria para La Araucanía y cuáles está promoviendo su gobierno?

Hay urgencia por acortar las brechas con el mundo rural y la infraestructura básica como agua potable, electrificación, conectividad vial está dentro de las prioridades. La conectividad digital es también un gran desafío. Lo vimos en la pandemia: se requiere trabajar en serio para que la región pueda ofrecerles a sus habitantes un servicio estable y de calidad.

 

La propuesta también plantea elaborar un plan regional de ordenamiento territorial. ¿Qué territorios de La Araucanía identifica con mayores potenciales?

Estamos iniciando el proceso de definición de la Estrategia de Desarrollo Regional para los próximos 10 años, cuyo levantamiento de información nos permitirá saber dónde poner los énfasis para hacernos cargo de las necesidades de La Araucanía. Junto a ello se construye el Plan de Ordenamiento Territorial (PROT), proceso que identificará las opciones de desarrollo de nuestra región.

No obstante, reconocemos potencialidades y demandas claras de los territorios urbanos, que reúnen a gran parte de la población regional y concentran las actividades económicas, especialmente la capital regional donde está la mayoría de las empresas formalizadas con sus empleos asociados.

En materia de turismo, La Araucanía presenta un importante número de atractivos, principalmente ligados a su naturaleza única, junto a la cultura ancestral del pueblo mapuche y los vestigios del período de la colonización, contando con una diversidad de elementos naturales y humanos potenciales para el desarrollo turístico.

El sector agropecuario y sus territorios es uno de los ejes productivos que impulsa la economía de la región, que se ha potenciado y ha experimentado en los últimos años un importante proceso de diversificación y agregación de valor. Así también, la incorporación de energías renovables no convencionales en algunas zonas, también se configura como una oportunidad, debido al potencial energético natural que tienen los territorios de la región y entregan como opción de diversificar la matriz energética con una mirada sustentable.

¿Qué mensaje le daría a inversionistas chilenos y extranjeros que están evaluando desarrollar proyectos en La Araucanía?

Tenemos una región con un gran potencial y un Gobierno Regional que confía en la alianza público privada y que la promueve bajo la convicción de que el aporte de todos los actores permitirá construir el futuro que soñamos como Araucanía. Por nuestra parte, nos comprometemos a sentar las bases para que las condiciones sean cada vez más favorables, en términos de participación ciudadana, seguridad y democracia para que así logremos, en conjunto, levantar a esta gran región.

 

Tags: araucania, cchc, Luciano Rivas Categories: Entrevista
Related Posts