Corredor Independencia CONECTIVIDAD DE ALTO ESTÁNDAR

17 mayo, 2021 217 0 0

LA EXPLANADA DE 4,2 KILÓMETROS DE EXTENSIÓN,
QUE VA ENTRE LAS AVENIDAS SANTA MARÍA Y DORSAL,
BENEFICIA DIRECTAMENTE A 300.000 USUARIOS DE
BUSES DE LAS COMUNAS DE INDEPENDENCIA, CONCHALÍ,
QUILICURA, SANTIAGO Y RECOLETA. CUENTA CON TRES
NUEVAS PISTAS POR SENTIDO, UNA DE LAS CUALES ES
EXCLUSIVA PARA LOS VEHÍCULOS DE RED.

Por Andrés Ortiz_Fotos Viviana Peláez.


 

Su ejecución se demoró más de lo pre-visto, pero a fines de diciembre de 2020 el esperado corredor de Avenida Independen-cia tuvo su estreno. El mejoramiento de la infraestructura vial de una ciudad extensa como Santiago, es clave para elevar las con-diciones de viaje y la calidad de vida de las personas. Sobre todo, para los usuarios de los buses Red Metropolitana de Movilidad (RED), que deben exponerse a tiempos pro-longados en cada recorrido.

“El corredor permite continuar el tra-bajo que estamos haciendo para priorizar y mejorar la calidad del transporte públi-co. Esto adquiere mayor relevancia en el contexto de la pandemia por el Covid-19, ya que es vital generar espacios segregados para la circulación exclusiva de buses”, sos-tiene el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez.

“El principal objetivo de este proyecto es mejorar la operación y experiencia de via-je de los usuarios, acortando los tiempos de recorrido, adoptando medidas de mejor accesibilidad, seguridad y entorno urbano”, dice Miguel Ormeño, gerente de Planifi-cación e Infraestructura del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), organismo mandante de esta obra en con-junto con el Serviu.

La obra vial, que requirió de una inver-sión de $46.000 millones, se extiende a lo largo de 4,2 kilómetros de la Avenida In-dependencia, desde Avenida Santa María por el sur hasta Avenida Dorsal por el nor-te, y beneficia directamente a unos 300.000 usuarios de buses de las comunas de Inde-pendencia, Conchalí, Quilicura, Santiago y Recoleta, quienes verán reducidos sus tiempos de viaje en dicho tramo en un 35%.

“Este corredor moderniza el eje del trans-porte público en un importante polo habi-tacional y comercial de la zona norte de la Región Metropolitana”, señaló la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, en la inauguración del proyecto.

OCHO PISTAS

La explanada cuenta con un total de seis nuevas pistas (una para buses y dos para vehículos particulares por sentido) y con 42 paraderos para el sistema de buses RED, los que tienen como novedad la habilitación de la puerta de descenso por el lado izquierdo, al disponerlos en la parte central del corredor. “Es importante mencionar que el proyecto desde el extremo norte (Av. Dorsal) funciona de manera bidireccional hasta el cruce con calle Echeverría. Mientras que desde esta úl-tima hasta el extremo sur del eje (Av. Santa María) las seis pistas operan en sentido unidi-reccional”, precisa el gerente de Planificación e Infraestructura del DTPM.
Para facilitar la detención de los buses y no afectar su flujo, en las zonas de paraderos el área se extiende a cuatro pistas por sen-tido, considerando una adicional para que los vehículos se detengan para subir o bajar pasajeros. Además, el eje tiene 2,9 kilómetros de ciclovías, obras de paisajismo y cableado soterrado, entre otras instalaciones.

CALIDAD URBANA

Una de las cualidades de esta obra es la calidad y resistencia de las losas de hor-migón construidas para las pistas de buses y vehículos particulares. “El proyecto de pavimentación considera hormigón HF50 con resistencia igual o superior a 50 kgf/cm2, mientras la ciclorruta considera el mismo material con un espesor mínimo de 16 centímetros”, explica Claudio Carrasco, ingeniero constructor de Cosal, empresa a cargo de la obra y del desarrollo de más de una decena de proyectos viales públicos en Santiago y regiones.

Además de los 4,2 kilómetros de calzadas de hormigón y la nueva ciclovía en parte del tramo, el eje de transporte público incluye nuevas aceras a ambos lados del eje vial, colector de aguas lluvia y más de 200 sumi-deros, iluminación vehicular y peatonal con sistema Led, mobiliario urbano, semafori-zación y modificación de 20 cruces, junto con la demarcación y señalización vial de todo el tramo. “El Corredor Independencia se planteó como un proyecto que fuera más allá de la infraestructura vial y fue planifica-do como una intervención urbana mayor”, destaca el subsecretario de Transportes.

Como obras secundarias, el proyec-to también consideró espacios para áreas verdes, sistema de riego e instalación de mobiliario urbano. “La construcción del rredor Independencia contempla una serie de obras complementarias para dar vida y usabilidad a las áreas que se ven beneficia-das con esta infraestructura, destinando 5.806 m2 para paisajismo”, señala Miguel Ormeño. Así, a lo largo de la infraestruc-tura se instalaron 291 escaños, 122 basure-ros, 573 jardineras y se sembraron 874 nue-vos árboles. “Este corredor posee una gran calidad en el diseño urbano, pues plantea la instalación de cableado soterrado y un gran trabajo de paisajismo. Genera más y mejores espacios públicos, los que reper-cutirán directamente en la calidad de vida de las personas”, agrega Juana Nazal, direc-tora del Serviu Metropolitano.

“EL PRINCIPAL
objetivo de este proyecto es mejorar la operación
y experiencia de viaje de los usuarios, acortando
los tiempos de recorrido, adoptando medidas de
mejor accesibilidad, seguridad y entorno urbano”,
dice Miguel Ormeño, gerente de Planificación e
Infraestructura del DTPM.

CAMBIOS DE SERVICIOS

No fue sencilla la ejecución del proyecto, cuyas obras se iniciaron el 17 de octubre de 2016 para entrar en operaciones a fines de diciembre pasado. La directora del Serviu indica que en su retraso se suscitaron diver-sos factores relacionados con organismos públicos y privados.

“Hubo retrasos en procesos judiciales de expropiación de terrenos y hallazgos arqueológicos en la Plaza Artesanos de la antigua red de tranvía de Santiago, por lo cual el Consejo de Monumentos Nacionales solicitó la readecuación del proyecto. También hubo que hacer coordinaciones con la empresa Metro, que se encontraba constru-yendo la estación Plaza Chacabuco y, por lo tanto, era inviable la ejecución de obras del corredor en ese sector. Junto con ello, se presentaron complicaciones con las empre-sas de agua y electricidad en alusión al tras-lado de los servicios”, explica Juana Nazal.

Principalmente, el cambio de servicios e instalaciones en el tramo intervenido –que corresponden a empresas de agua potable, aguas servidas, gas, electricidad y teleco-municaciones– fue un factor que atrasó de manera importante las obras.

“Las redes soterradas eléctricas presen-taron retrasos de más de 100 días en algunos tramos, condicionando la ejecución del proyecto de poliductos y, en secuencia, el avance de las empresas de telecomunica-ciones. De igual manera, las redes aéreas generaron interferencias que impidieron ejecutar las obras de manera regular. Para una iniciativa de esta envergadura, fue ne-cesario el traslado de más de 200 postes que utilizaban distintas empresas de servicios”, explica el ingeniero constructor de Cosal.
Tales eventualidades surgidas en las obras, exigieron también la adecuación del diseño, que estuvo a cargo del DTPM. “Hubo cambios significativos en proyectos de espe-cialidades, tales como aguas lluvia, alumbra-do público, pavimentación y alcantarillado, que buscaron dar solución inmediata, incor-porando observaciones por condiciones pre-sentadas en terreno”, indica Miguel Ormeño.

 

“ESTE CORREDOR
posee una gran calidad en el diseño urbano, pues plantea la instala-
ción de cableado soterrado y un gran trabajo de paisajismo. Genera más
y mejores espacios públicos”, comenta Juana Nazal, directora del
Serviu Metropolitano.

La nueva infraestructura pública de Ave-nida Independencia será complementada con una extensión hacia el norte, desde Dorsal hasta Avenida Américo Vespucio. “El segundo tramo, que se iniciará durante este año, contempla 4,1 kilómetros adicionales. Esta segunda obra se licitará en dos fases: el primer subtramo entre la Avenida Dorsal y la calle Juncal durante el segundo semestre 2021, y el segundo subtramo, que va entre Juncal y Avenida Américo Vespucio, está contemplado que se licita en 2022”, señala José Luis Domínguez.

Tags: cchc, corredor, obras Categories: Grandes Obras
Related Posts