Empresas Conpax S.A.: El valor del trabajo bien hecho

11 octubre, 2017 364 0 0

Gracias a sus clientes, un sistema que procura mantener la calidad de los procesos, la buena gestión de los recursos, el cuidado del medioambiente y la seguridad de sus trabajadores, empresas Conpax lleva 31 años durante los que ha construido más de 220 obras en todo Chile en rubros como infraestructura y minería.

Por Jorge Velasco Cruz_Fotos Conpax y Vivi Peláez


Es una empresa que, a través de una labor consistente y perseverante, ha estado presente en varias de las más importantes obras del país en los últimos 31 años, ofreciendo soluciones integrales en ingeniería, compra de equipamiento, construcción y puesta en marcha. Valores como austeridad, sencillez, responsabilidad en el trabajo e integridad han marcado el largo recorrido de Empresas Conpax S.A.

La idea de formar Conpax surgió cuan- do en 1985 se cerraron las puertas de la empresa constructora en la que trabajaban los futuros socios Georg Andresen, Francisco Cerda y Jorge Sanhueza, a quienes se sumó Gerardo Palma. Todos contaban con una amplia experiencia laboral. Mientras Andresen y Sanhueza poseían más de 20 años desempeñándose en la construcción, el primero como ingeniero de obras y gerente, y el segundo como gerente de administración y finanzas, Cerda y Palma llevaban una década como ingenieros de obra.

Tras su fundación en marzo de 1986   y después de realizar algunas iniciativas menores en predios agrícolas, en 1988 Conpax participó en consorcio con la empresa INCOR en una obra de riego del MOP: el sifón del Río Claro en Talca. En ese tiempo también fue parte de la construcción de la central hidroeléctrica de pasada Río Azul, afluente del Lago Yelcho, y en 1989 obtuvo la construcción y montaje de la planta de Pellet Feed en la Región de Coquimbo para la Compañía Minera del Pacífico, un proyecto de US$ 6 millones de la época que implicaba todo un desafío para la compañía.

A estos proyectos se sumaron pronto obras civiles para rubros diversos como los de obras públicas, hidráulico, sanitario, Metro, Serviu, montajes industriales y minería, entre otros, para culminar en los primeros diez años con un total de 70 proyectos concretados. Durante la siguiente década consolidó una importante cartera de clientes, por lo que se formaron cuatro unidades de negocios independientes: obras civiles, minería y montajes, maquinaria e inmobiliaria.

SOLUCIONES INTEGRALES

Hoy la empresa se define como una constructora multidisciplinaria. A partir de 1997 inició el reordenamiento de su organización y de su patrimonio. Como consecuencia, en la actualidad existe un grupo de compañías que se encuentra bajo el alero de Empresas Conpax S.A., las cuales abarcan las áreas de obras civiles e infraestructura, minería, montaje industrial, desarrollo subterráneo, energía, concesiones e inmobiliaria.

Gracias a este amplio abanico entrega soluciones en todas las etapas de un proyecto y está presente en ámbitos tan diversos como, por ejemplo, el diseño, construcción y operación del Túnel El Melón II (concesión que incluye el mejoramiento del actual túnel), el desarrollo de proyectos de mini centrales hidroeléctricas, la construcción de edificios habitacionales en Providencia y Ñuñoa y de casas en Buin, además de contar con un amplio historial en la construcción de la red de Metro, obras hidráulicas y de otros grandes proyectos de infraestructura.

“Nuestra estrategia es contar con una diversificación relacionada, con fuertes raíces en la construcción. De esta manera, si por ejemplo la minería está baja, nos podemos apoyar en la obra pública o viceversa o en otras áreas”, comenta Ignacio Dünner, gerente de Desarrollo Corporativo de Conpax. De esta forma, no es de extrañar que, desde su fundación, las ventas y su patrimonio hayan subido año a año de manera considerable, generalmente por sobre el crecimiento de la industria.

A lo largo de su historia, en Conpax han destacado algunos factores diferenciadores, como su capacidad para trabajar en consorcio con otras empresas; cercanía con los clientes y atención personalizada; y un gobierno corporativo establecido desde 2009, compuesto por los socios fundadores y tres directores independientes, que permite un mayor control y la implementación de buenas prácticas y políticas empresariales. A ello se suma una amplia visión de futuro, gracias a la cual en 2012 se estableció un plan estratégico a cinco años que se actualiza permanentemente, y también la incorporación en 2015 de ejecutivos claves como socios minoritarios. La buena reputación también ha jugado un papel esencial. “En tres décadas Conpax nunca ha dejado botada una obra o no ha cumplido un compromiso”, destaca Dünner.

Para empresas Conpax, la buena relación con sus trabajadores, clientes, proveedores y el entorno donde realizan los proyectos es esencial para lograr un buen desempeño.

SEGURIDAD Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Uno de los elementos que sobresalen en Empresas Conpax es el trabajo seguro. Por ello, todas las reuniones y directorios comienzan con una reflexión sobre el tema y los principales ejecutivos tienen como obligación realizar visitas de inspección de seguridad a las obras, para detectar cualquier deficiencia o debilidad, levantar un informe y hacer el seguimiento respectivo hasta que quede subsanada.

 En la medida en que Conpax se fue incorporando a la industria minera, el tema de la seguridad apareció como una exigencia de los clientes y si uno no cumplía con sus estándares quedaba afuera del mercado. Una vez que implementamos estas mejoras, cambió nuestra mentalidad y comenzamos a aplicar estas buenas prácticas en todas nuestras obras. Sin duda, ha sido una inversión que ha valido la pena”, explica el gerente de Desarrollo Corporativo. Como consecuencia, año a año la constructora o alguna de las otras empresas del grupo es distinguida en el Cuadro de Honor de la Cámara Chilena de la Construcción por obtener altos indicadores en prevención de riesgos.

Para Empresas Conpax la buena relación con sus trabajadores, clientes, proveedores y el entorno donde realizan los proyectos también es esencial. En 2015 obtuvo el Premio RSE CChC en la categoría Gran Empresa, “por haber desarrollado una política clara de Responsabilidad Social Empresarial, asumiendo un compromiso voluntario, más allá del cumplimiento de las normas legales, de hacerse cargo de los impactos que derivan de sus actividades, incorporando a su visión de negocios la conciliación de sus intereses con los del entorno, a través de relaciones favorables y permanentes”, de acuerdo a lo expresado por la CChC en la ceremonia de condecoración.

Actualmente, la compañía está consolidando el crecimiento y la experiencia alcanzados en los últimos años, para lo cual ha iniciado una fase de optimización que le permita lograr la excelencia operacional. “En un momento en que el mercado está apretado y es más difícil adjudicar y cerrar contra- tos nuevos, buscamos hacer las cosas mejor y lograr más con menos, ser más eficientes”, explica Ignacio Dünner.

Es una buena oportunidad, admite el ejecutivo de Conpax, para reenfocarse y reinventarse. En este momento hay cerca de 20 iniciativas para mejorar los procesos relacionadas con tecnologías de información e innovación, que permitirán mejorar el funcionamiento interno. Al mismo tiempo, la empresa está participando en el proceso de concesión del embalse Las Palmas, cerca de la localidad de Petorca, y en distintas fases de nuevos proyectos mineros.

 

Tags: camara chilena de la construcción, Cámara Chilena de la Construcción (CChC), cchc, Conpax, construccion, Empresas Conpax Categories: Empresas con Historia
Related Posts