Gran Arena Monticello: Una experiencia en 360º

11 octubre, 2017 8927 0 0

Este centro de espectáculos llega para complementar la oferta de entretenimiento que Sun Monticello entre a sus clientes, sumándose al casino, restoranes y espacios de juego.

Por María de los Ángeles Saavedra _ Fotos Constructora Proyekta


El 11 de junio las puertas del Gran Arena Monticello se abrieron por primera vez al público para presentar al dúo nacional Los Vásquez. Lo hicieron tan solo seis meses después de que la compañía Sun International iniciara las obras de construcción de esta gran área de espectáculos, además de una zona de juegos para fumadores -de aproximadamente 1.400 metros cuadrados- y un nuevo lobby en el casino.

El Gran Arena fue concebido para complementar la entretención de los clientes en el centro de juegos y conformar una experiencia en 360°, que incluye restoranes, spa, casino, discoteca y ahora un lugar para espectáculos. Este espacio cuenta con capacidad para recibir a cuatro mil personas, con 3.200 butacas en las graderías y 800 sillas móviles en la cancha, que permiten adaptar este lugar a shows como un concierto, una pelea de box o un partido de tenis.

Posee un escenario de 50 por 20 metros, que puede soportar hasta 60 personas sobre la tarima. Además tiene una pantalla gigante y un gran muro acústico de fondo de ocho metros de altura destinado a colocar decorados.

Para Andrés Martínez, diseñador industrial de Árbol de Color, empresa que junto con RE Arquitectos realizó el diseño, destaca que lo más complejo de esta obra fue “ajustar una geometría nueva con el casino existente y ver los usos que le daríamos a la gradería por arriba, en el perímetro y en los distintos espacios”.

VISIÓN INTEGRAL

El Gran Arena Monticello posee una cúpula metálica circular y estereométrica de 100 metros de diámetro, vigas inclinadas que están ocultas y una galería comercial exterior. El recinto, con forma de domo achatado en el costado del escenario, busca generar una cercanía del artista con el público.

La construcción consiste en una estructura metálica con revestimientos de fibrocemento, vidrio, pisos de piedra y porcelanato. Asimismo, se utilizaron enchapes de mármol en el sector del lobby para igualar la estética del casino. Según relata Andrés Arellano, gerente de la obra de la constructora Proyekta, todo el cristal utilizado fue importado, incluyendo las puertas giratorias y la fachada acristalada.

El diseño privilegió cuatro aspectos centrales. En primer lugar, otorgar experiencia y confort para un público muy diverso, priorizando la visibilidad y seguridad, acústica y calidad del mobiliario. Por otra parte, se buscó maximizar la funcionalidad del espacio, implementando áreas de servicio para cubrir múltiples funciones. Además, se hizo una planta lo más flexible y multiuso posible, para realizar un variado abanico de presentaciones. Y, por último, se trató de otorgar facilidades técnicas en el backstage, en aspectos como puntos de anclaje para parrillas, maniobras de escenografía, audio, iluminación y video, entre otros. El lugar dispone de capacidad para levantar 25 toneladas de equipamiento.

“Todo esto no era posible con un anfiteatro circular. Por este motivo, eliminamos un segmento de cuatro vigas inclinadas del anteproyecto, para que el escenario pudiera desplegar toda su capacidad escénica a los 4.000 espectadores, cómodamente sentados”, detalla Andrés Martínez. Junto con ello, se establecieron soluciones para las personas con movilidad reducida en la cancha, donde hay zonas de línea continua, accesos sin escalones y rampas especialmente pensadas para una silla de ruedas.

La obra incluye también 40 baños y un sector para los artistas con dos grupos de camarines. Uno se ubica en el lado oriente y está pensado en el invitado principal, con una sala de estar y cuatro habitaciones con espacio para cambios de vestuario y baño privado, y un acceso directo desde el estacionamiento subterráneo. En tanto, en el lado poniente se construyeron vestidores para grupos más grandes, como cuerpos de baile o equipos deportivos.

 CONTRA RELOJ

Uno de los aspectos relevantes de este proyecto fue su escaso tiempo de ejecución. Para los encargados, una obra de estas dimensiones debió demorar al menos diez meses en llevarse a cabo. De acuerdo a Cristián Espinoza, administrador de la obra, desde el inicio se abordaron los trabajos con turnos de día y noche para poder sacar el trabajo adelante. “Partimos el 15 de diciembre de 2016 con las primeras instalaciones, acomodando toda la logística que significa mover un equipo de trabajo, materiales y maquinaria. Finalmente, llegamos a tener 300 personas en el terreno para poder ejecutar todo el proyecto”, explica.

La construcción comenzó apenas diez días después de la adjudicación del proyecto, trasladando cerca de 50 contenedores desde Santiago hasta Angostura, con un equipo de 20 profesionales trabajando en forma paralela en las áreas sanitaria, eléctrica, de seguridad, entre otras, además del equipo liderado por la constructora. En junio, días antes de que se abrieran las puertas para el primer concierto, se entregaron las obras.

ILUMINACIÓN Y AUDIO

Una de las características que más resaltan del Gran Arena Monticello es el sistema de iluminación, equipado con lámparas LED y equipos automatizados y sectorizados. Mientras el lobby mantiene un ambiente más lúdico, en la arena su funcionamiento apunta al confort de los asistentes y a cumplir con las solicitudes de los artistas. Además, para acercar los asistentes al espectáculo, se dispusieron una pantalla central y dos laterales.

El audio, en tanto, se implementó para que al interior del recinto el público escuche de manera óptima, pero con un bajo nivel de ruido hacia el exterior, que permite realizar otro tipo de actividades en las demás instalaciones.

El proyecto, resume Andrés Martínez, se destaca por una amplia cantidad de cualidades. “El Gran Arena Monticello tiene muy buena acústica, entrega muchas facilidades técnicas para desarrollar diversas configuraciones de escenarios, buenos camarines y un ambiente acogedor para el público adentro y afuera”, destaca.

ALTOS ESTÁNDARES DE SEGURIDAD

Ante la perspectiva de cuatro mil personas saltando al ritmo de una canción de moda durante las dos horas que dura un espectáculo, la constructora Proyekta tomó diversas precauciones para asegurar que la estructura se mantuviera en óptimas condiciones.

Es por ello que se agregaron mayores refuerzos estructurales y se ocupó fibra de carbono, lo que permite que las losas reciban un peso adicional.

A su vez, el diseño contempló amplias salidas de emergencia que permitan una rápida evacuación. Se trata de puertas de 2,4 metros de ancho, ubicadas en nueve puntos: cinco en las graderías y cuatro en la cancha. El establecimiento cuenta también con extractores de humo y luminarias con batería de respaldo con tres horas de autonomía.

FICHA TÉCNICA
NOMBRE DEL PROYECTO: Gran Arena Monticello.
DIRECCIÓN: Panamericana Sur S/N, San Francisco de Mostazal, VI Región.
SUPERFICIE TOTAL CONSTRUIDA: 4.500 m2.
EMPRESA CONSTRUCTORA: Proyekta.
ARQUITECTURA Y DISEÑO: Árbol de Color y RE Arquitectos.
FECHA INICIO DE OBRAS: 16 de diciembre de 2016.
FECHA DE ENTREGA DE OBRAS: 7 de junio de 2017.
INVERSIÓN TOTAL: $3.400 millones.

 

Edición N°172, Octubre 2017

Tags: camara chilena de la construcción, Cámara Chilena de la Construcción (CChC), cchc, Gran Arena Monticello, Monticello Categories: Grandes Obras
Related Posts