Hotel ICON: El protagonismo de la luz natural

18 junio, 2018 888 0 0

El edificio, emplazado en la esquina de las avenidas Alonso de Córdova y Manquehue, es uno de los nuevos hitos arquitectónicos de Santiago y conforma una de las ofertas hoteleras más interesantes de la capital, por su bella arquitectura que resalta la iluminación y las vistas diurnas y nocturnas del sector oriente.

Por Nicholas Townsend


Cuando el equipo de profesionales de la oficina A4 Arquitectos comenzó su trabajo de diseño para el Hotel ICON, lo primero que pensó fue que, aparte de las características del programa y del prestigio de la marca, este proyecto iba a ser diferente por las cualidades espaciales y formales de su arquitectura, y por un emplazamiento que ofrecía la posibilidad de una vista privilegiada.

Hoy sus 20.000 m2 construidos se distribuyen en 22 pisos (del primero al 23, ya que se omitió el piso 13) y cinco subterráneos. Albergan 207 habitaciones. Las Deluxe y Deluxe Executive son de 30 m2, mientras que las Corner Suite son de 36 m2, con vistas de 270º hacia la cordillera. A ellas se suman dos Junior Suite de 55 m2, ubicadas en el piso 20 y subdivididas en área de recepción y de descanso, una Master Suite de 80 m2 y una Suite Presidencial de 140 m2, establecida en el piso 20 al igual que las anteriores.

El hotel, además, cuenta con servicio de restaurante (Bazzar Restaurante y Bar), spa con gimnasio y, en su cúspide, el Club 23 Roof Top Bar, con una terraza que abarca toda la dimensión de la planta con piscina, bar abierto y visión panorámica en 360º. A estas instalaciones se suman un gran salón de conferencia Ballroom en el segundo subterráneo, de 412 m2 y con capacidad para 450 personas, y el salón de conferencia Alfa, también en el segundo subsuelo, con 227 m2 y apto para recibir a 250 personas. En el piso -2 hay otras cuatro salas de reuniones entre 50 m2 y 56 m2 cada una, y en el piso -1 se agregan cuatro salas de reuniones desde 20 m2 cada una.

De esta manera, esta nueva sede del Hotel ICON, que es una marca independiente perteneciente al Regal Group, se ha convertido en uno de los nuevos hitos de la oferta turística de Santiago. “Ofrecemos una hotelería inteligente y actualizada”, cuenta Diana Borchard, manager del hotel, y agrega: “Queremos ser percibidos como una marca con personalidad, minimalista y fashion“.

Fachada Innovadora

Emplazada en la esquina de las avenidas Alonso de Córdova y Manquehue, esta gran obra asume la figura triangular del trazado urbano. “Resultó un edificio con la forma de un triángulo equilátero. Sus tres lados, excepto el núcleo de las escaleras, cuentan con luz natural,”, explica Andrés Nahmias, gerente general de la Constructora Nahmias Limitada.

Su belleza arquitectónica y constructiva no solo se aprecia a primera vista gracias a su apuesta por la exhibición de su materialidad, sino por la configuración del espacio público que entrega a la ciudad, a partir de la relación proporcional respecto del sitio donde está ubicado el edificio. “La obra se fundamenta más allá del encargo y se emplaza con voluntad en el contexto”, resalta Sebastián di Girolamo, de A4 Arquitectos. “Nuestra ventaja competitiva definitivamente es su ubicación privilegiada, al lado del Metro y cerca de parques y centros comerciales, con un servicio práctico y amigable”, destaca Borchard.

Su fachada es totalmente acristalada y obedece a un juego de giros de sus vidrios, con el fin de evitar la radiación directa, según el movimiento del sol. “Estos giros se hacen aleatorios, por una voluntad de ofrecer al espectador posibilidades de brillo siempre cambiantes según las horas del día”, explica el arquitecto.

Dentro del hotel se puede observar cómo su propuesta se basa en que el edificio se organiza en torno a un vacío vertical de toda la altura de su arquitectura. Fue construido a partir de una sucesión de anillos triangulares, que permiten que su interior utilice al máximo la luz natural. “De esta manera, las circulaciones por piso terminan en los cristales de las fachadas, de modo de aprovechar, a la vez, las vistas diurnas como nocturnas de la ciudad”, cuenta di Girolamo.

Su fachada es totalmente acristalada y obedece a un juego de giros de sus vidrios, con el fin de evitar la radiación directa.

Luz Central

La exigencia del diseño estructural fue uno de los primeros desafíos que tanto A4 Arquitectos como la empresa Constructora Nahmias y VMB Ingeniería Estructural debieron sortear. Para lograr este espacio de luz central, el edificio debió llevar su máxima rigidez en un núcleo desfasado y con un centro de losa totalmente hueco, que se construyó con la repetición de anillos triangulares. “Decidimos llevar el núcleo (escalera/ascensores) hacia el lado norte del triángulo, para que se genere un vacío triangular interior, coronado por una lucarna. Con ello, los pasillos tienen luz natural y una amplitud increíble. Estructuralmente es más caro, pero se gana en espacialidad interior”, explica Nahmias.

Se privilegió el uso de hormigón y de vigas armadas, en vez de recurrir a un sistema postensado y se utilizó la tecnología de muro cortina convencional. Sin embargo, debido a la geometría del edificio, se requirió de mucha exactitud para su calibración con los bordes cambiantes de las losas.

“Básicamente, el edificio se estructuró en base a marcos (pilares y vigas armadas), para disponer de la planta en forma más libre. El sobrecosto por postensar es del orden de las 0,7 UF/m2 y la luz de las vigas tampoco era muy grande, por lo que no fue necesario incurrir en este costo adicional. No obstante, sí tuvimos que postensar un sector de la losa (20 m2 aproximadamente) a la salida de los ascensores, ya que quedaban con un momento grande (que es cuando se aplica una fuerza en algún punto de un cuerpo rígido y este tiende a realizar un movimiento de rotación en torno a algún eje) en la punta”, expone Nahmias.

Otra de las complejidades del proyecto se presentó al diseñar espacios que aparentemente se consideran inhabitables, como es el caso del subsuelo, para hacerlos habitables. “La idea era no percibir la condición de subterráneo”, agrega al respecto di Girolamo.

Estas decisiones constructivas también llevaron a buscar una solución antisísmica adecuada. Fue así como, al tener un núcleo desfasado, el tema se enfrentó haciendo muros en torno a los anillos triangulares, aprovechando que se trata de piezas y no de una planta libre con pilares como en un edificio convencional de oficinas. “De esta manera se pudieron resolver mejor las solicitaciones horizontales”, explica el arquitecto. Nahmias agrega: “El subterráneo de cinco niveles, además de la estructuración de vigas y pilares que bajan limpiamente hasta las fundaciones, contempla muros rígidos contra terreno que ‘trancan’ el edificio ante los movimientos sísmicos”.

Iluminación y sustentabilidad

El Hotel ICON alcanza un alto grado de sustentabilidad al contar con certificación LEED. En materia de iluminación, los dueños del proyecto y los arquitectos querían lograr, a través de soluciones sencillas, una imagen única y fuerte, pero que al mismo tiempo fuera amable y acogedora. “Este fue el tema para diseñar piezas, restaurantes, lobby, recepción, salones, spa, terrazas y otros”, cuenta la arquitecta Mónica Pérez, quien lideró el equipo de profesionales de Arquiluz, empresa encargada de diseñar e implementar la iluminación del recinto. “En este hotel se comenzó a trabajar la iluminación en la etapa de anteproyecto, lo que permitió integrar la luz a través de detalles muy singulares, que respondían a la expresión arquitectónica propia de este edificio. El atrio y los pasillos expresan este compromiso de la luz con la arquitectura”, agrega Pérez.

Las fuentes de iluminación utilizadas corresponden a tecnología LED de última generación y alto ahorro de energía. Otros sistemas activos que destacan en materia de sustentabilidad son los sanitarios con ahorros de agua, herramientas de calibración inteligentes para las diferencias de temperatura y la utilización de la energía de los chillers de clima. En tanto, como recursos pasivos se incorporaron cristales con alto índice de protección solar y amplio uso de la luz natural, especialmente en las circulaciones, los espacios comunes y en el nivel -1 del restaurante, que goza de un jardín natural abierto.

De esta manera, el Hotel ICON se establece como una de las ofertas hoteleras más atractivas de Santiago, convirtiendo a su edificio en una experiencia arquitectónica que se vive desde sus espacios comunes hasta la intimidad de las habitaciones y que le estampa una personalidad a los diferentes servicios que propone.

La propuesta del hotel se basa en la organización del edificio en torno a un vacío vertical de toda la altura de su arquitectura.

Ficha
Arquitectos: A4 Arquitectos: Sebastián di Girolamo, Cristián Valdivieso, Germán Zegers; Ismael Correa, arquitecto asociado; Carla Zubieta, arquitecto colaborador.
Empresa constructora: Constructora Nahmias.
Calculo estructural: VMB Ingeniería Estructural.
Interiorismo: Enrique Concha Asociados y Jorge Fuentes.
Iluminación: Arquiluz (Mónica Pérez y Asociados).

Sus 20.000 m2 construidos se distribuyen en 22 pisos y cinco subterráneos. Albergan 207 habitaciones entre 30 m2 y 140 m2.

 

Edición N°179, Junio 2018

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Chilena de la Contrucción, cchc, construccion, Hotel ICON, infraestructura Categories: Grandes Obras
Related Posts