Playa artificial en Playa Brava: Un nuevo balneario para Iquique

14 mayo, 2018 169 0 0

Pese a contar con un extenso borde costero, la capital de la Región de Tarapacá dispone solo de dos playas aptas para el baño. Es por ello que la Dirección de Obras Portuarias del MOP desarrolla un proyecto para crear un nuevo balneario que potenciará el turismo.

Texto: Cristóbal Jara

Imágenes y fotos: Dirección de Obras Portuarias, Municipalidad de Iquique y CChC Iquique


“Y ese mar que tranquilo te baña…”, dice el himno nacional. Pero, en rigor, solo un reducido porcentaje del borde costero chileno permite nadar con tranquilidad. Según datos de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante de Chile (DIRECTEMAR), de las 907 playas que hay en el país, solo 120 tienen las condiciones de seguridad para levantar bandera verde. El terreno irregular, las corrientes o el fuerte oleaje impiden que la mayoría de las playas chilenas puedan autorizarse para el baño.

La comuna de Iquique no es la excepción, ya que en sus 143 kilómetros de borde costero cuenta con 31 playas, aunque solo dos de ellas son aptas para bañarse: uno es el concurrido balneario de Cavancha, ubicado en el radio urbano, y la otra es Chanavayita, distante a 70 kilómetros de la ciudad. Por eso, dice el alcalde Mauricio Soria, “como ciudad costera debemos ampliar esta oferta, tanto para el uso de nuestros habitantes como para el desarrollo de nuevos polos turísticos”.

En consecuencia, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), a través de la Dirección de Obras Portuarias y en conjunto con el Instituto Nacional de Hidráulica, desarrolla desde el año pasado el proyecto Playa Artificial Sector Playa Brava de Iquique. La iniciativa es un viejo anhelo de las autoridades de la Región de Tarapacá y del municipio iquiqueño, que desde hace diez años promueve obras que rehabiliten el borde costero.

El proyecto surgió después de haberse descartado técnicamente la posibilidad de transformar toda la Playa Brava de Iquique -unos tres kilómetros- en una zona apta para el baño, que era el deseo original de las autoridades locales. Sin embargo, en la zona norte de esta playa se ubica un emisario y en la parte central el alto costo hacía inviable la iniciativa. Fue por ello que se definió proyectar el diseño de esta obra en el sector sur de Playa Brava, a la altura de la rotonda Chipana.

MODELACIÓN FÍSICA

A menos de un año de su presentación, el diseño preliminar del proyecto se encuentra en su proceso de modelación física en el Instituto Nacional de Hidráulica (INH), lo que será la base para el diseño definitivo de la ingeniería.

“Los avances se relacionan con el análisis en modelo computacional de las condiciones para el baño, en el caso de generarse molos de abrigo para una playa de aproximadamente 290 metros de largo. Actualmente, está en desarrollo en el INH un modelo a escala”, explica la directora nacional de la Dirección de Obras Portuarias (DOP), Antonia Bordas.

La propuesta de diseño de la DOP consiste en cobijar un sector de esta zona por medio de diversas obras. Entre ellas, destacan dos molos de abrigo de 200 metros de longitud cada uno, que romperán olas, con una boca de 60 metros de ancho para dejar ingresar el mar con un oleaje reducido y apto para el baño. A su vez, se harán rellenos de arena en la costa y se construirá una playa artificial de 290 metros de longitud, con un ancho de berma entre 30 y 90 metros, aproximadamente.

De acuerdo con el presidente de la CChC Iquique, Bernardo Alcázar, la propuesta de diseño es funcional y factible, ya que los molos de abrigo se han construido con éxito para habilitar playas artificiales en otras zonas del norte de Chile. En su opinión, lo importante es definir los plazos para la ejecución del proyecto y el presupuesto final. “Iniciativas como estas demoran más de siete años en concretarse desde el momento de su conceptualización y factibilización hasta el inicio de las obras”, comenta.

Este año debiera culminar el modelamiento físico y el diseño de ingeniería, mientras que la ejecución de la obra se estima entre los años 2019 y 2023. El costo, según informa la DOP, ascienden a unos $8.000 millones, solo para las obras marítimas, un monto que debiera provenir de recursos del MOP y del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). “Se requiere finalizar el diseño y realizar la gestión para obtener los recursos correspondientes”, dice Antonia Bordas.

OBRAS COMPLEMENTARIAS

Mientras el proyecto define su diseño, la Municipalidad de Iquique ha avanzado en la construcción de una obra complementaria en el mismo sector y que contribuirá al esparcimiento y el turismo. Se trata del Parque Playa Brava.

“Como municipio impulsamos el mejoramiento integral del sector de Playa Brava, obra que está en pleno proceso de ejecución. Hablamos de un parque que en total tiene unos tres kilómetros de largo, entre la Península de Cavancha y Primeras Piedras. Contará con equipamiento urbano, espacios públicos como anfiteatro, una gran pileta, paseo a borde de arena y pistas especiales para trote y bicicleta. Además, en las últimas etapas se asocia al proyecto de playa artificial un área de restaurantes, recreación y estacionamientos”, precisa el alcalde Mauricio Soria.

La primera etapa del Parque Playa Brava ya está finalizada y la segunda se encuentra en plena ejecución. “Ambas han sido desarrolladas vía administración directa y construidas por trabajadores contratados por la Municipalidad”, dice Soria.

Otra intervención en el borde costero iquiqueño es la recuperación y puesta en valor de un total de seis kilómetros de costa. Se trata de un ambicioso plan de infraestructura a cargo del MOP de Tarapacá, en coordinación con el Municipio de Iquique.

La primera etapa ya está ejecutada y corresponde al mejoramiento de la playa Bellavista, en el borde costero histórico de Iquique, donde se construyeron pasos peatonales, muros antimarejadas, luminarias y accesos inclusivos, obras que significaron una inversión de $3.000 millones. En los próximos cinco años se proyecta continuar este plan global costero hacia el sur de la ciudad, rematando con la playa artificial de Playa Brava.

“El crecimiento de Iquique se ha dado hacia el sector sur, donde no hay playas aptas para el baño, lo que, sumado a nuestro objetivo como Municipalidad de seguir desarrollando el sector turístico, nos lleva a proyectar esa zona de la ciudad con servicios como hoteles y nuevos restaurantes”, vislumbra el alcalde Soria.

Ficha Técnica

Nombre proyecto: Playa Artificial Sector Playa Brava de Iquique.
Mandante: Dirección de Obras Portuarias del MOP.
Diseño: Dirección de Obras Portuarias.
Monto estimado de inversión: $8.000 millones solo en obras marítimas.
Financiamiento: Sectorial, Dirección de Obras Portuarias.
Etapa actual: Diseño.
Plazos estimados: Etapa de diseño debería finalizar el segundo semestre de 2018. La etapa de ejecución debería iniciarse en 2019.

 

DESARROLLO DEL TURISMO

El proyecto de balneario artificial en Playa Brava, sumado a las obras complementarias en ejecución, dotarán a Iquique de una robusta infraestructura costera que no solo servirá para el esparcimiento de la comunidad, sino también para atraer visitantes y promover el emprendimiento asociado al comercio y el turismo.

“La construcción de esta playa artificial será un aporte notable. Las oportunidades para el comercio y el turismo están a la vista. Los proyectos que giren en torno a esta nueva playa, bien diseñados, serán un enorme atractivo turístico. Si ya estamos como uno de los principales destinos turísticos, al incorporar esta nueva obra Iquique se convertirá en un nuevo polo de atracción y surgirán las iniciativas privadas”, sostiene Gloria Delucchi, presidenta de la Cámara de Comercio, Industrias, Servicios y Turismo de Iquique.

“El turismo es uno de los ejes principales al momento de pensar nuestra ciudad en el futuro y este tipo de proyectos deben ser parte de un plan estratégico de desarrollo regional, que se realice de manera multisectorial con miras a la ciudad que queremos en los próximos 20 años”, dice el presidente de la CChC Iquique, con quien coincide Antonia Bordas, de la DOP: “Estratégicamente, en el marco de su visión como una región que promueve el turismo como polo de atracción y motor de desarrollo productivo, cultural y económico, la disponibilidad de una playa alternativa a Cavancha mejorará su oferta y complementará el mejoramiento del borde costero que se está realizando a nivel regional”.

 

Edición N°178, Mayo 2018

Tags: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara Chilena de la Contrucción, cchc, construccion, infraestructura, Iquique, Playa artificial en Playa Brava Categories: Grandes Proyectos
Related Posts