Segunda Concesión Ruta 5, tramo Talca-Chillán UN NUEVO ESTÁNDAR VIAL

11 agosto, 2021 142 0 0

LA NUEVA CONCESIONARIA DEBERÁ DESARROLLAR UN PROYECTO DE MEJORAMIENTO
DEL TRAMO ENTRE TALCA Y CHILLÁN DE LA RUTA 5, POR UNA INVERSIÓN QUE
SUPERA LOS US$ 800 MILLONES. UN BAIPÁS EN TALCA, TRES PISTAS POR SENTIDO
ENTRE SAN CARLOS Y CHILLÁN VIEJO, 12 ENLACES, 19 NUEVOS PUENTES E
IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA FREE FLOW SERÁN LAS PRINCIPALES OBRAS.

Por Andrés Ortiz_Fotos gentileza Concesiones MOP y Survías


La Carretera Panamericana o Ruta 5 es la columna vertebral en el mapa vial del país. Su tramo entre Talca y Chillán, de casi 200 kilómetros, se emplaza en el corazón de la zona centro-sur, que tiene un intenso tránsito vehicular para el transporte y la carga terrestre. “Es fundamental elevar su estándar de servicio y de seguridad, a través de licitaciones transparentes y competitivas”, dice Marcela Hernández, directora de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Por ello, el MOP defi­nió en las bases de la segunda licitación de esta sección, un conjunto de obras de mejoramiento para dotarla de un estándar que mejore la conectividad y seguridad para sus usuarios. La nueva licitación rige desde el 1 de abril pasado y fue adjudicada por Concesiones del MOP al Consorcio CRCC, de origen chino, que conformó la Sociedad Concesionaria Survías Maule-Ñuble.

“Nuestro objetivo inmediato es lograr una buena experiencia de los usuarios con nosotros en la primera fase de la concesión y luego durante la etapa de construcción y mejoramiento de la ruta”, a­rma Rodrigo Urzúa, gerente general de Survías.

Este nuevo contrato de concesión, que tendrá una duración máxima de 32 años, contempla una inversión superior a los US$ 800 millones. Este monto permitirá modernizar la actual ruta, a través del mejoramiento de la infraestructura existente y de la construcción de nuevas obras, trabajos que se iniciarán el año 2025.

Desde el inicio de la nueva concesión, llamó la atención la rebaja en el valor de sus peajes troncales para automóviles, pasando de $2.600 a $2.300 pesos, mientras que para los camiones de dos ejes cayó de $4.800 a $4.100. Además, se liberaron de cobro dos peajes laterales, Talca-Varoli (km. 253,1) y Tabaco (km. 255,4), cuyas instalaciones deberán ser retiradas por la concesionaria. Se trata de dos medidas que fueron establecidas por el MOP en las Bases de Licitación.

“Este ajuste va en línea con la modernización de la ruta, que contempla la implementación progresiva del sistema free flow, lo que permitirá ahorrar tiempos de desplazamiento”, explica Marcela Hernández. “Para nosotros fue muy interesante y atractivo el poder entrar en la concesión con un cambio inmediato de este alcance, porque pone al usuario en el foco de la noticia. Bajar peajes troncales y eliminar peajes laterales que producen congestión es una buena manera de hacerlo”, acota el gerente general de Survías.

 

OBRAS PRINCIPALES

“Hoy se da inicio a un trabajo que va a demorar varios años y que traerá grandes benefi­cios, gracias a la construcción de lo que será prácticamente una nueva carretera, porque considera 60 kilómetros nuevos de conectividad, además de un conjunto de obras de vialidad y seguridad adicionales que nos van a favorecer como país”, recalcó el ministro del MOP, Alfredo Moreno, durante la presentación en Talca de la nueva concesionaria y del proyecto de mejoramiento.

Entre las principales obras para el eje troncal de este tramo de la Ruta 5, se contemplan 30 kilómetros de ampliación a terceras pistas por sentido, entre las comunas de San Carlos y Chillán Viejo, y la construcción de 12 enlaces, tres atraviesos al pasar por la ciudad de Talca, dos retornos, más de 39 kilómetros de calles de servicios, 39 kilómetros de ciclovías y 32 pasarelas con sus respectivos paraderos y 19 puentes nuevos. Adicionalmente, se incluyen obras de iluminación, paisajismo, nuevas áreas de servicios, aceras peatonales, paneles de mensajería variable, actualización de los sistemas de seguridad vial, y la rectifi­cación de curvas y pendientes para mantener una velocidad de proyecto de 120 km/h, con restricciones puntuales.

En tanto, el Baipás de Talca tendrá un diseño de doble calzada por sentido y atravesará seis comunas de la Región del Maule en una extensión aproximada de 54 kilómetros. Entre sus estructuras destacan dos nuevos puentes principales, Maule y Lircay, y otros cinco de menor longitud. A ellos se suman seis atraviesos y 13 enlaces, cada uno con su respectiva pasarela peatonal y paraderos. También se incluyen obras complementarias de seguridad vial, iluminación, paisajismo, calles de servicio y un Área de Servicios Generales y de Atención de Emergencias.

El presidente de la CChC Talca, Rodrigo Vargas, valora estas obras que darán más fluidez y seguridad al trá­fico en la capital de la Región del Maule. “Como gremio destacamos el que se haya escuchado a los habitantes de la región y que se contemplen en la nueva licitación de la Ruta 5 Sur, proyectos de conectividad interna para nuestra capital regional y así poder salvar la división histórica que ha tenido Talca entre el oriente y el poniente, producida por el cruce de la carretera por el medio de la ciudad”.

Por su parte, el presidente de la CChC Chillán, Jorge Figueroa, comenta sobre la infraestructura que aportará en su trazado por la Región de Ñuble. “Las tres pistas en un tramo de 30 kilómetros, característica que se da en pocas partes del país, son un progreso signifi­cativo para la conectividad entre San Carlos y Chillán, lo que facilitará la movilidad y mejorará la seguridad tan importante para disminuir los accidentes de tránsito. Además, se trata de una gran cantidad de obras, que generarán un impulso para la productividad de las empresas de la zona”, sostiene.

“LAS TRES PISTAS EN UN TRAMO
de 30 kilómetros, característica que se da en pocas
partes del país, son un progreso significativo para la
conectividad entre San Carlos y Chillán”, dice Jorge
Figueroa, presidente de la CChC Chillán.

 

CRONOGRAMA

El primer cambio que experimentará este tramo de 193 kilómetros, será la paulatina conversión de las plazas de peaje en pórticos de telepeaje, tal como ­guran en la Ruta 5 en Santiago, en la concesión Autopista Central. Según el cronograma de obras que adoptará Survías, la primera fase de trabajos será la instalación progresiva del sistema free flow, con un plazo de ejecución de hasta 70 meses. En paralelo, la concesionaria realizará la ingeniería de­finitiva y la tramitación ambiental de las obras de mejoramiento.

Respecto del orden de ejecución, Rodrigo Urzúa adelanta: “Lo más lógico y esperable es que la siguiente fase sea el aumento de capacidad a terceras pistas y el mejoramiento del estándar del tramo sur de la concesión, entre Chillán Viejo y San Carlos, mientras que lo último que haríamos en la tercera fase sería el Baipás Talca”, detalla Rodrigo Urzúa.

Sobre la inquietud de que la inversión que demanda el proyecto pueda implicar un alza en las tarifas para los usuarios, el ejecutivo de Survías aclara: “Nuestra intención no es elevar los peajes, sino mantener el costo por kilómetro recorrido permanente. Cabe recordar que cambiaremos el sistema de pago en plazas de peajes por uno nuevo de free flow, donde el usuario pagará por cada pórtico de telepeaje que cruce. Será una autopista en que se pagará un precio por cada kilómetro que se recorra, lo que incluso es un sistema de cobro más justo”.

 


FICHA TÉCNICA

NOMBRE DE PROYECTO: Segunda Licitación
Ruta 5, tramo Talca-Chillán, obras de
mejoramiento.
UBICACIÓN Y EXTENSIÓN: 193 kilómetros en
la Ruta 5 Sur, desde el kilómetro 219 hasta el
kilómetro 412.
MANDANTE DEL CONTRATO: MOP, Dirección
General de Concesiones.
CONCESIONARIO: Sociedad Concesionaria
Survías Maule-Ñuble.
INVERSIÓN ESTIMADA: US$ 804 millones.
DURACIÓN DE CONTRATO DE CONCESIÓN: 32 años como máximo, en modelo de plazo variable.
PLAZO PARA INICIOS DE OBRAS DE
MEJORAMIENTO: Primer semestre de 2025.
PLAZO PARA IMPLEMENTACIÓN DEL SISTEMA
FREE FLOW: 70 meses, a contar del 1 de abril
de 2021.

Categories: Grandes Proyectos